Recuperen al deporte mexicano

Este órgano fue creado para beneficio del deporte y después, fue tomando tal relevancia que se convirtió en el árbitro que regulaba las elecciones en las distintas federaciones nacionales, algo que se terminó, como ya lo hemos establecido en otros espacios, en 2013 con las reformas a la Ley de Cultura Física y Deporte, en las que se creó el Consejo de Vigilancia Electoral Deportiva (Coved), que después de siete años no ha entrado en funciones.

En los casi 90 años de existencia de la Confederación Deportiva Mexicana (Codeme), los últimos 10, ha vivido en un descuido que al principio preocupaba, pero que ahora parece les sirve a muchos de los que están ahí adentro para sacar beneficio.

Este órgano fue creado para beneficio del deporte y después, fue tomando tal relevancia que se convirtió en el árbitro que regulaba las elecciones en las distintas federaciones nacionales, algo que se terminó, como ya lo hemos establecido en otros espacios, en 2013 con las reformas a la Ley de Cultura Física y Deporte, en las que se creó el Consejo de Vigilancia Electoral Deportiva (Coved), que después de siete años no ha entrado en funciones.

Si seguimos con el tema de poner alto a la corrupción también en el deporte, me parece que la alcaldía Iztacalco y el gobierno de la CDMX deberían echarse un clavado para saber qué pasa con el dinero que se genera a partir de las instalaciones de la Codeme.

Estas instalaciones se encuentran en una zona privilegiada y fueron construidas gracias a la donación de lo que era el Departamento del Distrito Federal, y que han sido rentadas o utilizados para diferentes eventos con los que sacan dinero que no ha ido a parar, precisamente, a cuestiones deportivas.

Algunos espacios han sido utilizados como estacionamientos, otros para el desarrollo de ligas, incluso la policía bancaria tuvo ahí un espacio que se logró recuperar en el periodo de Marcelo Ebrard como jefe de gobierno. Hoy, si la Codeme quiere recuperar la fuerza que llegó a tener y ser verdaderamente un ente que ayude al deporte, sobre todo en el tema de elecciones, deben mejorar esta situación y de no ser así, que las autoridades investiguen para que estas instalaciones no sean solamente el beneficio de unos cuantos.

Hace poco, algunos diputados aseguraron que sería bueno regresarle su lugar a la Codeme para supervisar las elecciones. Ahora que casi todas las federaciones pueden tener cambios es indispensable que haya un árbitro para evitar que se perpetúen en sus puestos directivos.

Por ejemplo, desde que la Codeme salió del Sistema Nacional de Cultura Física y Deporte (Sinade), el presidente de la Federación Mexicana de Natación se desafilió de la Confederación para estar 100 por ciento libre y manejar los estatutos como le conviniera. Seguramente se reelegirá a pesar de las evidencias en su contra, de ahí la importancia de que haya vigilancia en estos procesos.

Pero no solamente eso, sino que se necesita poner en orden todo, por eso es que tanto el alcalde de Iztacalco como el gobierno federal deben hacer algo con este inmueble que puede dar un buen servicio sin que sea explotada por un grupo de fósiles que se han servido del deporte de México, que le regresen la esencia a la Codeme, que vuelva a funcionar para lo que se creó, pero sin estos vicios, ya que el deporte necesita que su árbitro esté limpio, para poder recuperarse de los malos manejos.

Guardando favorito...

Comentarios