Que cumplas muchos más, Filminlatino

En 2015, el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) echó a andar una iniciativa inspirada en otra, nacida en España en 2007 llamada Filmin, también impulsada por la academia de aquel país y un puñado de distribuidoras de cine independiente. Un proyecto que se replicó en Cataluña con la iniciativa llamada FilminCAT. La historia de la plataforma, en el caso mexicano no ha estado exenta de tropiezos: fueron dos años de esfuerzo de la academia y la Secretaría de Cultura para su conformación y

En 2015, el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine) echó a andar una iniciativa inspirada en otra, nacida en España en 2007 llamada Filmin, también impulsada por la academia de aquel país y un puñado de distribuidoras de cine independiente. Un proyecto que se replicó en Cataluña con la iniciativa llamada FilminCAT. La historia de la plataforma, en el caso mexicano no ha estado exenta de tropiezos: fueron dos años de esfuerzo de la academia y la Secretaría de Cultura para su conformación y en 2018 después de un tuit de la titular del Imcine, María Novaro, anunciando la cancelación de la plataforma, parecía que uno de los pocos proyectos que impulsaban al cine nacional terminaría abruptamente. En los siguientes días, ahí mismo en la red social, el tuit de Novaro acumuló respuestas de personajes relevantes relacionados con la industria que mostraban su molestia con la decisión: Guillermo del Toro, Gabriel García Bernal, Tenoch Huerta o Sebastián Hofmann fueron algunas de las voces que reaccionaron ante la declaración de Novaro; y es que FilminLatino había costado para Imcine unos 8 millones de pesos, parecía ser que la inversión no sería redituable, quizá porque otras plataformas acaparaban ya la demanda de un público no necesariamente acostumbrado a ver producciones nacionales o independientes; las poco más de 2 mil suscripciones no hacían sombra a los 6 millones de usuarios que Netflix tenía ese mismo año. Unos días después se reculó en la decisión y FilminLatino continuó a pesar de las proyecciones económicas.

FilminLatino es sin duda el mejor escaparate que tienen las producciones nacionales al día de hoy, y es que aunque la ley obliga a los exhibidores a presentar ofertas de cine mexicano en sus salas, nunca ha sido una competencia real a las producciones importadas de Estados Unidos y, como ya vimos, tampoco genera una competencia a otras plataformas de streaming. Y no es que FilminLatino sea la panacea que cure todos los males provocados por una legislación deficiente, personajes como Gabriel Retes han manifestado su descontento con las condiciones que ofrece la plataforma, pero en la balanza FilminLatino pesa más por sus beneficios que por sus deficiencias: no hay un mayor foro de difusión para las producciones nacionales y jóvenes creadores que ahí, punto. En su catálogo hay más de 200 títulos de manufactura mexicana y a más de la mitad se tiene acceso sin costo.

FilminLatino cumple cinco años y quiere dejar atrás, por un momento, las controversias y festeja con el eslogan “Celebrar es ver cine mexicano” con una selección gratuita de largometrajes, cortos y documentales a través de su página y aplicaciones móviles; además de una serie de Cine Charlas a través de su página de Facebook, por supuesto, abiertas a todo el público interesado.

Esperamos ver en un futuro próximo el impulso que merece esta iniciativa para llegar a un público más amplio, FilminLatino no deja de ser un nicho muy limitado al que acuden sobre todo gente cercana a la industria, ¿por qué no está incluido FilminLatino en los paquetes de televisión por cable como lo están otras plataformas de dudosa calidad?, ¿por qué no hay una aplicación instalada por defecto en los equipos “Smart” que sí incluyen otras opciones “made in Mexico”?, quizá por ahí esta parte de un futuro más promisorio. Feliz cumpleaños FilminLatino.

[email protected]

Guardando favorito...

Comentarios