Un acto moral de los empresarios

Paola Félix Díaz

A las mexicanas y mexicanos:

Los encuentros que se están llevado a cabo entre el Ejecutivo y el sector empresarial con motivo de la Iniciativa para eliminar las prácticas de subcontratación injustas, desleales y nocivas, resultan de la mayor importancia para el desarrollo social y económico del país.
Durante los gobiernos anteriores, tuvieron lugar reformas que conformaron un sistema jurídico a modo para privilegiar los intereses de unos cuantos, en detrimento de los derechos y la calidad de vida de millones de trabajadoras y trabajadores, así como de la hacienda pública. La reforma laboral de Felipe Calderón de noviembre de 2012 fue incorporada como una de las estructurales del oscuro Pacto por México entre PRI, PAN y PRD.

El outsourcing o subcontratación consiste en que una empresa contrata a otra la prestación de un servicio, siendo esta última la que funge como patrón. Este modelo laboral surgió en el mundo derivado de las necesidades de los mercados; sin embargo, en nuestro país se ha utilizado para cometer actos ilícitos; paradójicamente al amparo de la propia Ley Federal del Trabajo, por ejemplo, para evadir obligaciones patronales, pagar salarios menores, no dar estabilidad laboral, seguridad social, reparto de utilidades ni prestaciones de ley a los trabajadores, así como evadir impuestos. Es decir, este modelo se ha utilizado para ocultar la verdadera relación laboral que existe entre las empresas y los trabajadores, con lo que las empresas obtienen ganancias adicionales al “ahorrarse” un pago justo al trabajador y los impuestos.

whatsapp_image_2020-12-02_at_17.29.31.jpeg
Foto: Armando Romero

La subcontratación abusiva y los modelos de intermediarismo existentes abarataron la mano de obra y generaron una competencia desleal hacia las empresas que sí cumplen con todas sus obligaciones patronales y fiscales, ya que sus costos de producción no pueden competir en el mercado con las mismas ventajas. Pero, sobre todo, se ha precarizado el trabajo y el salario, provocando una creciente pobreza y grandes desigualdades que han lastimado a la clase trabajadora.

Es claro que necesitamos transitar al igual que el resto de las naciones, hacia novedosas formas contractuales que mejoren la competitividad y aumenten la productividad, incluido el trabajo a distancia, y una diversidad de maneras híbridas de laborar. El hecho es que no podemos seguir permitiendo que el común denominador sea la precarización laboral, más cercana a las épocas feudales que a la era del conocimiento que caracteriza al siglo XXI.

Desaparecer la simulación de las empresas, de los sindicatos y de las cooperativas, significa desaparecer la evasión de impuestos, las facturas falsas y el maltrato laboral. Desafortunadamente quienes en nuestro país están contratados mediante outsourcing no gozan de reparto de utilidades, aguinaldo, incapacidades, servicios de salud, posibilidades de una jubilación, créditos para vivienda y estabilidad en el empleo; por supuesto no tienen derecho de huelga ni a ninguna otra prerrogativa de ley. Dicho de otra manera, a esas trabajadoras y trabajadores sus empleadores, los corren, les pagan, los recontratan, y los tratan como se les da la gana porque saben que están en el desamparo absoluto.

De acuerdo con los datos oficiales, 4.6 millones de personas en nuestro país están contratadas bajo estos modelos ilegales. En 2019 las pérdidas para el SAT aproximadamente fueron de 324 mil millones de pesos y para el IMSS de unos 21 mil millones. Cifras que revelan la magnitud de la problemática y la importancia de las modificaciones que están en puerta.

Desde este espacio levanto la voz en favor de la clase trabajadora de México; me sumo a las muchas voces que desean que pronto exista consenso para eliminar modelos laborales leoninos e inhumanos, para construir en unidad nuevas relaciones laborales que tengan como base la justicia social y el respeto irrestricto a los derechos de las trabajadoras y los trabajadores de México.

Paola Félix Díaz
Titular del Fondo Mixto de Promoción Turística de la CDMX;
activista social y exdiputada federal.

Guardando favorito...

Comentarios