La confianza por delante

Paola Félix Díaz

A las mexicanas y mexicanos:

El día de ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador, durante la mañanera, hizo diversos señalamientos directos y contundentes, los cuales refrendan que la estrategia planteada en materia de combate a la corrupción se fortalece día con día, ya que no sólo se ha centrado en la exigencia de responsabilidades de los servidores públicos, sino que ha atacado frontalmente la corrupción del Estado. De ahí que además de ponerle un alto a los contratos “leoninos” de las empresas, ha puesto en marcha un modelo de política económica que tiene entre sus objetivos recuperar la rectoría sobre las áreas estratégicas y prioritarias de la Nación.

Dicho modelo incluye una amplia perspectiva social, en el que los intereses privados se subyugan a los públicos, lo cual lleva implícita también una forma distinta de gobernar, de administrar los recursos y de distribuir la riqueza nacional.

En este sentido, informó que se llegó a un acuerdo con Odebrecht (Braskem-Idesa) y la planta que produce polietileno en Coatzacoalcos, Veracruz. Asimismo, señaló que PEMEX tenía la obligación de dotar del recurso natural a la empresa y al transporte, además de que lo multaban por el incumplimiento, por lo que con esta modificación, el gobierno ahorrará 13,749 mdp y podrá terminar con el contrato en tres años.

Precisó que con la reforma eléctrica procederá de la misma forma con Iberdrola y 10 empresas relacionadas: “no estamos en contra de los empresarios, pero se tienen que hacer contratos justos…”. De igual manera, aclaró que se pondrá orden en los reclusorios, donde el Gobierno paga cantidades millonarias por el funcionamiento de estos inmuebles.

Para no dejar duda de cómo se barre, el presidente dijo que la empresa Vitol pagará a PEMEX una indemnización por haber realizado sobornos a funcionarios, dinero que regresará al pueblo; en este sentido indicó que terminó el contrato con la calificadora Fitch, lo que constituye un ahorro de 350 mil dólares.

Finalmente, sobre esta materia, anunció que el 18 de marzo dará un informe sobre el descubrimiento de yacimientos y dará a conocer un plan de modernización de las hidroeléctricas para producir energía limpia con menos costo.

Lo anterior es una señal clara -incluso para los adversarios y detractores de la 4T- de la fortaleza del gobierno; más allá de las particularidades de su contenido, la lectura política es inequívoca: el Estado mexicano confía en sí mismo, el gobierno confía en sus capacidades y el Ejecutivo confía en sus decisiones porque sabe que está haciendo lo correcto, porque el país, el patrimonio nacional y el fututo de las y los mexicanos, no puede seguir estando en manos de los interés de los grupos económicos.

Para decirlo en palabras llanas, el presidente mostró sobrado músculo, fue implacable con Calderón al decir sin cortapisas que Iberdrola se lo llevó junto con la exsecretaria de energía, ya que están implicados en los contratos que los favorecen en detrimento de la hacienda pública. Fue igualmente implacable con el PRI al recordarle que su voto en contra de la reforma eléctrica fue en contra de su historia.

Si había alguna duda, ayer se despejó: el tiempo donde los políticos estaban al servicio de las empresas y el canasteo ha llegado a su fin. La estrategia no va en contra de los empresarios sino en contra de la corrupción. Llegó el tiempo de hacer negocios justos.

Insisto, se tiene confianza y se las da a los inversionistas, sabe de la solidez del T-MEC y de las relaciones exteriores que se han tejido a mano durante su administración. Es consciente de los niveles de aprobación que tiene entre la ciudadanía y de los resultados producto de la estabilidad económica que ha mantenido nuestro país, aun en tiempos de pandemia, en donde dicho sea de paso, puede presumir que no le sumó más deuda a México. En la mañanera de ayer el mensaje para propios y extraños fue claro.

Paola Félix Díaz
Titular del Fondo Mixto de Promoción Turística de la CDMX;
activista social y exdiputada federal
 

Guardando favorito...

Comentarios