LA CDMX Y SUS REALIDADES

Paola Félix Díaz

En esta semana tuve una reunión de trabajo en torno a la presentación del Estudio Macro para la reactivación Económica del Sector Turismo, realizado por la COPARMEX. Mientras leía el documento y escuchaba las intervenciones de los presentes, no dejaba de pensar en la grandeza de la Ciudad de México y las múltiples lecturas que podemos tener de ella.

Es verdad que la percepción no necesariamente es la realidad, pero sí es o puede volverse la realidad de una persona. En este sentido me parece que la CDMX tiene una realidad concreta a la que debemos sumar las muchas realidades de quienes la habitamos; pero no sólo eso, sino que también tenemos que considerar las percepciones para poder construir en comunidad y solidaridad un espacio para todas y todos.

Busqué algunas notas y lecturas que suelo guardar en un archivo digital sobre diversos temas que me parecen relevantes, aunque debo confesar que no siempre lo hago con un estricto orden de clasificación. Logré encontrar varias relativas a la CDMX, las cuales decidí recoger en este artículo para tener una idea más acabada y, desde luego, objetiva, de nuestra urbe.

Hace ya un par de años, Marisol García Fuentes, de la revista Entrepreneur, en su artículo Por qué la CDMX es la capital de la cultura de América, escribió con acierto que la nuestra es la ciudad más antigua del continente americano y que sobresale por su riqueza y diversidad. Somos una región pluricultural, histórica, tradicional y milenaria, pero también moderna y uno de los sitios más cosmopolitas del mundo.

Es la ciudad de 154 teatros, más de 100 auditorios y salas de conciertos y la segunda con más museos en el mundo (173), sólo después de Londres; la CDMX cuenta con lugares emblemáticos, históricos y prehispánicos; además de la catedral más grande del continente y el majestuoso Palacio de Bellas Artes. García Fuentes me recordó que el New York Times la catalogó como la metrópoli que lo tiene todo y fue seleccionada por la revista National Geographic como el destino número uno para viajar en 2019.

Sin lugar a dudas, como lo señaló la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, somos la Capital Cultural de América, una ciudad  cuyo  origen data de 1325 con la fundación de la Gran  Tenochtitlán.

La oferta cultural de nuestra metrópoli no le pide nada a ninguna ciudad de América, debido a su diversidad: privada, colectiva, social, y pública en música, teatro,  cine,  danza,  cultura popular, arte moderno, arte contemporáneo, entre otros rubros. La creatividad que hay en esta ciudad y la vivencia cultural es excepcional. De ahí que la CDMX es la segunda más visitada por el turismo internacional después de Cancún.

De acuerdo con el Índice de las Ciudades Prósperas elaborado por el Infonavit y ONU-Habitat, la zona metropolitana de la Ciudad de México ofrece mayor calidad de vida a sus habitantes en comparación con Guadalajara y Monterrey; es decir, los habitantes de la CDMX gozamos de mayor acceso a servicios de salud, educación, seguridad pública y espacios abiertos. No obstante, no podemos soslayar que la CDMX es más desigual que las otras dos metrópolis, cuyos focos rojos en términos de desarrollo igualitario se identifican en la equidad económica (distribución del ingreso y tasa de pobreza) y la inclusión social (viviendas en los barrios marginados y desempleo juvenil).

Para superar dichas desigualdades, resulta fundamental continuar con los programas sociales focalizados en la población que más lo necesita, fortalecer la lucha contra la corrupción para evitar el desvío de recursos públicos y reactivar la economía para superar los estragos de la pandemia, tal y como se ha estado haciendo.

Ahora bien, es de fundamental importancia destacar que la CDMX ha sido  reconocida como la primera ciudad latinoamericana del futuro 2021-2022, de acuerdo con el reporte de la  Unidad de Inteligencia del Financial Times.. Además obtuvo el séptimo lugar en la categoría de Potencial Económico. Lo anterior debido a que registró 353 proyectos de entrada de Inversión Extranjera Directa (IED); es decir, la cifra más alta en cualquier ciudad de América Latina y la tercera más alta en todas las ciudades del continente.

Del total de proyectos, el 68 por ciento se realizaron en servicios empresariales o actividades de marketing, ventas y apoyo. De esta forma, esos planes de inversión representaron el 16 por ciento de todos los realizados en el país en el periodo que transcurrió de diciembre de 2015 a noviembre de 2020, se precisa en el reporte  de Financial Times.

Por lo que respecta a la categoría de Potencial Económico, nuestra capital se ubicó en el séptimo lugar, debido a que, en 2020 Netflix anunció que trasladará su sede de América Latina de São Paulo, Brasil, a la Ciudad de México. Únicamente dos ciudades de América Latina se encuentran posicionadas dentro de esta categoría junto a Nueva York, Toronto; San Francisco, Montreal, Boston, Los Ángeles, Chicago y Miami.

El ranking se realiza con datos recopilados por las herramientas especializadas fDi Benchmark —que evalúa la competitividad relativa de países, regiones y ciudades de todo el mundo en más de 65 sectores y, fDi Markets, que es la base de datos en línea sobre inversiones greenfield transfronterizas, que permiten comparar las distintas ciudades de acuerdo a cinco categorías: potencial económico, facilidad para los negocios, capital humano y estilo de vida, rentabilidad y conectividad.
En cuanto a la movilidad y cuidado al medio ambiente, podemos señalar que de acuerdo con el ranking de ciclociudades 2019, la CDMX es la mejor calificada al tener un buen desempeño en biciestacionamientos masivos y permitir el abordaje de bicicletas al sistema de transporte público, como el Metro y el Metrobús.

De ahí que han surgido propuestas y se han emprendido acciones de la sociedad civil y la iniciativa privada para fomentar el uso de la bicicleta, como la red de ciclovías temporales de 131 km realizada por el colectivo “Alcaldía de la Bicicleta CDMX”.

En este rubro, la meta del gobierno capitalino es contar con 10 mil bicicletas en el sistema Ecobici para 2024, así como con 16 biciestacionamientos masivos; de los cuales, a mayo del 2020, ya operaban 6, dos estaban en construcción y dos más en licitación, el resto estarán listos al término de la actual administración. Actualmente se generan conexiones regionales y redes periféricas, lo cual facilita los viajes intermodales integrando la infraestructura ciclista a la red de transporte público masivo.

El recuento de todo lo anterior, me permite tener una percepción de la CDMX más integral, más objetiva y justa. Dicho de otra manera, al poder ver las dos caras de la moneda, no sólo vislumbro la realidad de nuestra ciudad, sino también la propia, de una forma más congruente e incluso mucho más optimista. Claro que noto las carencias, pero también lo que se tiene, y ello me anima a seguir trabajando todos los días como funcionaria pública, como mujer, como profesionista, como activista, como ciudadana y desde cada espacio en que me encuentre, porque la realidad de nuestra capital y de quienes aquí vivimos sea cada vez mejor.

Paul Auster escribió en uno de sus maravillosos libros que “nos convertimos en las historias que contamos sobre nosotros mismos”; en otras palabras, somo las historias que nos contamos y nuestra ciudad también es la historia que narramos de ella. Pero si sólo tomamos en cuenta una parte de su historia o, si ésta no es la verdadera, dará lugar a percepciones equivocadas y, por lo tanto, a realidades incompletas y alejadas de la verdad.
Construir en unidad una mejor realidad para todas las personas que viven en la CDMX es una responsabilidad compartida.

Paola Félix Díaz
Titular del Fondo Mixto de Promoción Turística de la CDMX;
activista social y exdiputada federal.

Guardando favorito...

Comentarios