BUENOS AUGURIOS

Paola Félix Díaz

A las y los mexicanos:

A pesar de que el número real de casos en Estados Unidos a inicios de la semana superó el peor de los escenarios proyectados reportándose más de 1 millón 42 mil nuevos contagios de Covid, así como del significativo aumento en México, el panorama económico y social de nuestro país es alentador para este año.

Si realizamos un cruce objetivo de los últimos acontecimientos más relevantes en estos tiempos de pandemia, todo indica que, a pesar de todo, será un buen año. Por una lado, destaca que crecieron 3.4% las reservas internacionales al cerrar 2021 en 202.399 millones de dólares (mdd), lo que significa la mayor cifra para un fin de año y la tercera más alta desde 1996, es decir que este monto alcanzaría para cubrir dos veces la deuda externa del Gobierno federal. Además, en lo que va de la actual administración, las reservas internacionales han aumentado en 28,624 mdd, lo que equivale a 16.47%.

En cuanto a la recaudación fiscal, el SAT obtuvo más de lo esperado por concepto de IVA e ISR al cierre 2021, los ingresos tributarios sumaron 3 billones 561 mil 081 millones de pesos, 28 mil 49 millones más de lo que tenía previsto, lo cual refrenda que tanto la política recaudatoria como el combate a la corrupción están funcionando, y por lo tanto, se tienen bases cada vez más sólidas para lograr la equidad distributiva que permita seguir avanzando en la política social implementada por la presente administración.

En el plano internacional no podemos pasar por alto que China le ha puesto al ejemplo al mundo, al erradicar la “pobreza absoluta” de 100 millones de personas en las zonas rurales gracias a plan de ocho años, lo que sin duda reconfigurará los mercados en todo el orbe y las alianzas económicas estratégicas.

Nuestro país avanza por la ruta de la confianza empresarial desde diciembre del año pasado, ya que, de acuerdo al INEGI alcanzó 55.8 puntos, 14.2 unidades más con respecto al mismo mes de 2020. La relación de confianza entre el sector empresarial y el gobierno federal va siendo cada vez más sólida, de ahí el agradecimiento público del presidente al Consejo Coordinador Empresarial y a las Cámaras por el esfuerzo conjunto en beneficio de la clase trabajadora y la economía nacional, lo que seguirá traduciéndose en el crecimiento del salario mínimo y nuevas inversiones que detonarán el desarrollo nacional.

El Plan de Vacunación ha funcionado bien, al 4 de diciembre había con esquema completo, 72 millones 881 mil 907 personas, lo que representa 89%; México a finales de diciembre de 2021 se posicionó como en el séptimo lugar, incluso, por arriba de países como Rusia y Alemania, debido al número de vacunas suministradas en nuestro país, lo que ha permitido la reactivación y recuperación económica a un buen ritmo.

La confianza en Andrés Manuel López Obrados oscila, de acuerdo a diversas mediciones, entre 67 a 72%, lo que permitirá al pueblo de México continuar en un contexto de gobernabilidad y certidumbre. Si bien es cierto que las variantes del coronavirus significan una amenaza constante en todo el mundo, también lo es, que en México cada día estamos mejor preparados para hacerles frente. Hemos entendido y aprendido cómo desarrollarnos en una nueva normalidad marcada por importantes cambios, los cuales nos abrirán nuevas oportunidades en todos los ámbitos de la vida, desde el personal hasta el colectivo.

Los diversos problemas derivados de la pandemia, cuya mejor expresión se refleja en sectores como la educación, la salud, la seguridad, la política, las empresas, la tecnología y el empleo nos permitirán impulsar emprendimientos sociales inéditos con muy buenos resultados y seremos más resilientes. Países con economía emergentes como el nuestro, pero, sobre todo, con vastos recursos naturales y territoriales, están llamado a fortalecer sus mercados internos para alcanzar la autosuficiencia y el liderazgo en diversas áreas.

Este es un inicio diferente, viene acompañado de transformaciones profundas donde la resignificación de valores y de lo verdaderamente importante, será el parteaguas para acceder a una mejor calidad de vida. La cultura de la acumulación, de la cosificación y del materialismo exacerbado está en declive. Los últimos sucesos tanto nacionales como a escala mundial, son buenos augurios para nuestro país; no tengo la menor duda de que estamos entrando a una nueva era, en donde muchas cosas ya no serán igual, pero muchas otras serán mejores.

Paola Félix Díaz, activista social

Guardando favorito...

Comentarios