La leña del diablo

Santiago Creel Miranda

¿Seguiremos contribuyendo a acelerar el cambio climático que viene acompañado de tragedias y pérdida de vidas?

 

A mi querido tío Pepe Carral. 
 

Seguramente, querido lector, te estás preguntando: ¿por qué este título?, ¿a qué me refiero?, ¿qué quiero explicar?  
 
Estoy seguro que tú mismo, con estas preguntas que planteo, ya estás asociándolas quizas con alguno de los círculos que Dante describe en la Divina Comedia.  
 
No es para menos, la reforma eléctrica propuesta por el presidente López Obrador, sólo podrá cumplir la meta para que la CFE genere por lo menos el 54% de energía eléctrica en el país, si eleva la utilización de combustóleo y de plantas menos eficientes, lo que tendría como consecuencia el aumento de las emisiones contaminantes que hoy padecemos. La alegoría del infierno resulta totalmente pertinente por los daños que causa la energía sucia que se genera. 
 
¿Estoy exagerando?, ¿mi dicho tiene poco valor por ser opositor al régimen?, ¿procedo de mala fe para ganar algunos adeptos? Si piensas que mis razones las llevo al límite o utilizo una ironía literaria para titular la reforma eléctrica como “la leña del diablo”, tal y como algunos se refieren al combustóleo (Diego Badillo. El Economista), me temo que te equivocas y no percibes el severo daño y las consecuencias nefastas que tendría la reforma presidencial. 
 
Si llega a aprobarse la reforma, situación que francamente la dudo —porque la coalición Va por México está más firme que nunca— las emisiones contaminantes que hoy tenemos, aumentarían en más de 50%, en un país, que ya de por sí, tiene graves problemas de contaminación. ¿Asumes la actitud de: hasta no ver no creer?, se vale, pero por favor, tómate el tiempo de leer el estudio “Impacts Analysis of Amendments to Mexico’s Unit Commitment and Dispatch Rules”, Technical Report NREL/TP-6A50-81350, January 2022, elaborado por National Renewable Energy Laboratory, el cual se puede consultar en: https://www.nrel.gov/docs/fy22osti/81350.pdf 
 
La reforma eléctrica es altamente contaminante, dañina para la salud, el medio ambiente, no solamente te afecta a ti, a mí y a nuestras familias, sino que su impacto es global, pero sobre todo, a las futuras generaciones. No, no es un discurso demagogo o retórico. 
 
Vamos al detalle: el combustóleo es un residuo producto de la refinación del petróleo crudo; tiene un alto contenido de azufre (4%, en la Unión Europea el contenido máximo permitido es de 1%).  Cuando este combustible se quema, el proceso genera contaminantes que no desaparecen, se dispersan a lo largo de la cuenca atmosférica, y contienen partículas (PM10 y PM2.5), óxidos de nitrógeno (NOx) y dióxido de azufre (SO2), que son devastadores para la salud humana y para los ecosistemas; generan lluvia ácida, acidificación de océanos y erosión de suelos; generan gases de efecto invernadero y contaminantes de vida corta, como el carbono negro, causantes del calentamiento global. 
 
Tomemos un ejemplo: la Termoeléctrica de Tula. A pesar de que se encuentra a 86 kilómetros de distancia de la Ciudad de México, en los días que sopla un viento intenso, sus emisiones cubren la zona norte del Valle de México, incluso hay localidades como Praderas del Llano donde se registran concentraciones mayores a 1000 μg/m3, cerca de dos veces más que el valor máximo permisible de la norma oficial NOM-022-SSA1-2010 para SO2 (Iniciativa Climática de México, 2021), lo que provoca muertes prematuras, enfermedades respiratorias, asma y altos costos de salud que afectan la economía de las familias. 
 
La quema de combustóleo en nuestro país es más preocupante que el uso de carbón, ya que las plantas termoeléctricas no cuentan con equipos de control de emisiones y generan 99.98% más SO2, 43.15% más de NOx y 39.92% más CO2 en zonas altamente contaminadas. Tanto las plantas de carbón, como las de combustóleo, generan más del doble de CO2 que una planta de ciclo combinado, que produce mayor cantidad de electricidad por tener un equipo más eficiente. 
 
Apostar por una política de desarrollo energético basada en combustibles fósiles es poner en riesgo la salud de la población, violenta los compromisos adquiridos por México con la firma del Acuerdo de París, para reducir 22% las emisiones GEI y en 51% las emisiones de carbono negro para 2030. Como también el Compromiso Global de Metano en la COP26, al que nuestro país se adhirió recientemente y que busca reducir las emisiones contaminantes de ese gas hasta en 30% para 2030, con respecto a las emisiones de 2020 (Global Methane Pledge, UNFCCC, www.ccacoalition.org). 
 
La reforma eléctrica propuesta, al fomentar el incremento en el uso de combustibles fósiles, pasa por alto los posibles aranceles que en un futuro cercano establecerán la Unión Europea y otros países, por la emisión de la denominada energía sucia. Además de incurrir en el costo de los bonos del carbón, que fluctúan entre 54 y 100 euros por tonelada. Todo esto tendría un fuerte impacto en nuestras exportaciones, puesto que lógicamente el costo de los productos mexicanos se incrementaría, afectando con ello sus ventas en mercados altamente competidos. Obvio, esto tiene consecuencias muy negativas en las actuales y futuras inversiones, en la generación de empleos, en la disminución de la recaudación fiscal, en los ingresos públicos, y afectará gravemente el gasto de inversión que a gritos demanda nuestra política social. México presenta un atraso de por lo menos 25 años en los niveles de inversión. 
 
La pregunta que tú y yo nos tenemos que hacer es: si queremos o no contribuir a preservar nuestra salud y a aportar a la sustentabilidad del medio ambiente global. La disyuntiva es: ¿Vamos a asumir o no nuestra responsabilidad como habitantes del mundo o, indolentemente, seguiremos contribuyendo a acelerar el cambio climático que viene acompañado de grandes tragedias y pérdida de vidas humanas: por inundaciones, huracanes, sequías, incendios, el efecto de la temperatura y el deshielo en los polos y otras muchas calamidades que rompen con el ciclo de la vida y de la naturaleza?  
 

Diputado federal

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios