Acosadas 7 de cada 10 mujeres en México

Heidi Osuna Peraza

En el marco del Día Internacional de la Mujer, en Enkoll nos dimos a la tarea de realizar una encuesta a nivel nacional exclusivamente entre mujeres, para conocer la situación específica que actualmente enfrentan en materia de equidad, violencia de género y acoso sexual.

Antes de considerar los resultados, merece la pena destacar que el movimiento feminista representa para millones de mexicanas un punto de inflexión sobre los umbrales de tolerancia hacia las violencias por motivos de género. Sin embargo, la realidad es que en nuestro país aún falta mucho camino por recorrer.

Entre los principales problemas que sufren las mujeres en su vida diaria, el acoso sexual ocupa la primera posición con 19%, seguido por los estereotipos de género con 18%, los feminicidios, 13% y la violencia doméstica, 11%. La falta de oportunidades labores registran 8%, en tanto que la brecha salarial y la discriminación 7%, respectivamente.

Al analizar la situación en materia de equidad, es importante reconocer que la implementación de cuotas de género y las medidas de paridad han posibilitado la mayor representación de las mujeres en la vida pública. Pero, al cuestionar a la población en general, el 73% de las mujeres consideran que actualmente no existen las mismas oportunidades para hombres y mujeres en nuestro país.

Como sabemos, la incursión al mundo laboral supone un importante avance, particularmente con respecto a la autonomía económica. No obstante, esta incorporación se ha realizado en una situación de desventaja que se manifiesta en los altos niveles de desempleo, informalidad y una creciente brecha salarial.

En nuestro país gran parte de la discriminación femenina proviene de la escasa consideración del trabajo doméstico. La situación de inequidad es evidente para el 59% que consideran que son ellas quienes realizan la mayor parte de las labores del hogar, frente al 40% de los casos donde participan equitativamente con los hombres.

Uno de los aspectos más preocupantes que revela el estudio, es el alto porcentaje de mujeres que han sufrido algún tipo de violencia física, sexual o emocional en su hogar. Entre el 51% que reconocen haber sido víctimas a lo largo de su vida, la violencia del tipo emocional o psicológica es la más recurrente con 69%, seguida por la verbal con 50% y, en tercer lugar, de tipo física con 36%. La violencia económica y la sexual registran preocupantes cifras de incidencia de 33% y 24%.

Como vemos, la violencia de género es un problema estructural, con acentuadas manifestaciones en el ámbito social, económico y cultural que implica a nuestra sociedad en su conjunto. Podemos advertir, además, que las situaciones de violencia, maltrato y abuso son más frecuentes en las relaciones maritales y de pareja. Entre los principales agresores declarados por las víctimas destaca el compañero sentimental con 65% de los casos, seguido de los miembros del primer círculo familiar, como el padre con 27%, madre 22%, hermano 16% y hermana 8%.

Al estimar la magnitud del acoso sexual en México, el 77% declaran que han sido víctimas de esta forma de agresión o coerción en algún momento de su vida. Los datos confirman que esta situación es mayor en los espacios públicos, principalmente en la calle donde ocurrieron el 62% de los delitos, seguido del transporte público con 51%. El 44% sufrió hostigamiento en su espacio de trabajo y 26% en la escuela.

Además, el 71% de las mujeres empezaron a ser acosadas sexualmente antes de cumplir 18 años de edad. Un 26% de los casos sucedió cuando las víctimas tenían menos de 10 años, 20% entre sus 11 y 13 años, y 25% en el intervalo de 14 a 17 años. En tanto que la edad promedio en México para el primer acoso es de 15.3 años.

Otro aspecto a destacar, frente a la falta de atención institucional que comparten las víctimas en nuestro país, es la falta de claridad sobre el papel central que debería tener la igualdad y el combate a la violencia de género en el debate sobre el desarrollo y bienestar de nuestra sociedad.

En la reciente encuesta sobre evaluación de gobierno que realizamos en Enkoll, el presidente Andrés Manuel López Obrador registró una aprobación por parte del 51% de las mujeres, frente al 58% de los hombres. Este déficit comparativo del 7% en su popularidad nos muestra que al presidente le cuesta más trabajo conectar con el voto femenino.

De cara a los próximos comicios donde se renovarán 6 gubernaturas estatales, el comportamiento electoral de las mujeres será un factor determinante. Ya sea por la demanda de mejores condiciones de igualdad o el respeto a sus derechos, persiste entre el electorado femenino una gran expectativa por erradicar los discursos que justifican la opresión y discriminación.

Los resultados de estas mediciones confirman la necesidad de implementar una agenda nacional para combatir la violencia sexual desde una perspectiva de género. Urge derribar las inconsistencias en los mecanismos de prevención, atención y sanción que repelen la denuncia y alimentan la impunidad en la violencia contra las mujeres.
 

Directora General de Enkoll.

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios