Escándalo en el futbol regiomontano

Gerardo Velázquez de Léon

Si los futbolistas no se cuidan, es su problema, pero no pueden ser un factor de riesgo para una Liga con más de 130 casos de Covid-19

La directiva de los Rayados de Monterrey ha puesto  un ejemplo que deben seguir todos los demás equipos: Separar del plantel con todo y que tiene un partido en puerta, a esos  futbolistas indisciplinados que no tienen la inteligencia ni la capacidad de entender  lo que se vive en el mundo con Covid-19. Y si no van a participar en un juego por sus tonterías, que les sancionen también en lo económico como se hace en otras ligas. Seguramente es algo que ya están pensando, y que si hacen, no lo harán público, pero quedaría como un buen precedente de disciplina.

Claro que cada quien es libre de hacer de su vida lo que se le pegue la gana, pero cuando se trata de un trabajo en equipo, el respeto al de enfrente y a quienes te rodean debe ser una premisa básica, es inadmisible que futbolistas organicen fiestas con gente extraña de la que seguramente no tienen ni idea si está libres del virus.

Mientras, en la NBA, se tuvieron todos los cuidados, se encerraron, y si a alguien se le ocurre romper alguna regla, es llevado al aislamiento absoluto sin goce de sueldo por los juegos que se pierda; mientras que en la NFL ya son más de 41 los casos de jugadores que han renunciado a participar en la temporada por miedo a contagios, prefiriendo dejar de ganar dinero, pero tener a una familia cuidada; mientras, en la MLB cada vez existen más riesgos, y por ende mayor número de renuncias para seguir jugando la temporada de 60 partidos; mientras que en Europa se optó por que la Champions League fuera en una sola sede para evitar contagios y desplazamientos, en Monterrey los jugadores hacen reuniones y hasta con banda.

PUEDES LEER: El Tricolor quiere jugar en septiembre, pero Tata Martino está en problemas

Las imágenes y video, filtrados por supuesto por alguien que ahí estuvo y que fueron publicados por el canal Multimedios, evidencian a Hugo González, Dorlan Pabón y Diego Reyes, los dos primeros de Rayados y el tercero de Tigres, felices de la vida, en plena fiesta, con grupo musical en vivo y toda la cosa. Estas conductas deberían hacer que las directivas apliquen sanciones duras, sin miramientos, sin piedad. Si ellos no se cuidan, es su problema, pero no pueden ser un factor de riesgo para una Liga que lleva más de 130 casos de Covid-19.

En México se llegó a 47 mil 746 muertos y en Estados Unidos suman 157 mil; cifras que deberían ser dadas a conocer a estos futbolistas incultos, que seguramente piensan que por ser jóvenes y deportistas no les va a pasar nada, cuando estudios han revelado que los grupos entre 25 y 40 años están también en zona de alto riesgo, luego de que cerca del 31% de contagiados de coronavirus en hombres, está en ese rango de edad.

Terrible imagen la que circuló el domingo, un golpe a la Liga MX, a los clubes regios y a un grupo de futbolistas que fueron evidenciados por su inmadurez y que lo único que mostraron es un egoísmo brutal.

@gvlo2008
[email protected]
 

 

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios