Las semifinales

Enrique Beas

Serán cuatro juegos de locura, de más emociones, de cuatro proyectos que —en su ADN— saben lo que es levantar campeonatos

Se fue la paja del torneo, los que venden espejitos y viven engañados, creyendo que siempre ganan, cuando sólo han levantado 13 títulos en casi 100 torneos.

Entiendo que muchos quieran vivir de esa grandeza simulada, pero la realidad es que —en el futbol mexicano— la paridad es tan evidente que tuvimos un fin de semana con los mejores juegos en mucho tiempo.

Fueron ocho partidos para hacer una demostración al futbol europeo, a la Superliga de Florentino Pérez o a los adolescentes que ya invierten más tiempo en una consola que en las canchas; es decir, una demostración de lo que puede y tiene el futbol mexicano, al que le sobran buenos partidos, buenos jugadores y emoción, cuando se aplican.

ENTÉRATE: Conoce los horarios y fechas de las semifinales del Guardianes 2021

Es momento de apasionarnos con semifinalistas que buscan la gloria eterna. Ahí está la historia y el constante Cruz Azul, para el que —al parecer— la mesa está servida. Momento de demostrar los 41 puntos bien obtenidos. Una barbaridad lo que logra Juan Reynoso en este equipo, que no puede volver a regalar 90 minutos con sus mejores elementos en la banca. La exigencia y responsabilidad caen al 100% en La Máquina, pero no voy a  caer en el juego de demeritar a los otros semifinalistas.

Por ejemplo, Pachuca y Santos son instituciones y tremendos proyectos que constantemente, con un presupuesto moderado, participan en esas instancias. Los Tuzos, siempre tumbando a los grandes, ganándoles títulos y muchas definiciones en la Liguilla, y los Guerreros, quienes levantan la mano para ser recordados como el gigante del norte de nuestro país. Ambas escuadras son de las más ganadoras de este siglo.

Y en toda buena historia de futbol siempre debe existir un Caballo Negro. Ahí está la enfranjadísima playera del Puebla, que competirá por regresar a una final de la Liga MX.

Serán cuatro juegos de locura, de más emociones, de cuatro proyectos que —en su ADN— saben lo que es levantar campeonatos. Abróchense los cinturones, porque aunque mucho barrabrava con micrófono y palero dizque periodístico nos quiera vender que ya se murió el espectáculo en la Liguilla, la verdad es porque están acostumbrados a engañar a sus audiencias y lectores.

¡Bienvenidos, bienvenidos! A las tremendas semifinales que nos esperan en nuestra amada Liga MX.

@EnriqueVonBeas
 

 

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios