Prevenir extorsiones

Editorial EL UNIVERSAL
Nación 14/01/2022 02:52 Actualizada 02:55
Guardando favorito...

Un botín por hasta 86 mil millones de pesos es lo que se calcula que el crimen organizado obtuvo por delitos de extorsión y fraude de diversa índole de 2014 hasta 2020, con un drástico repunte en los tres últimos años de dicho lapso y un aumento de 11% durante 2021.

Según los datos manejados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), nueve de cada diez casos de extorsión y/o fraude se dan por vía telefónica.

Estos delitos pueden dividirse en tres tipos: al azar, parcialmente dirigidos y completamente dirigidos. En la primera, el extorsionador o defraudador marca números de teléfono de manera aleatoria hasta conseguir que alguien conteste; en la segunda la extorsión tiene como punto de partida algún dato real (a veces tan solo un nombre asociado a un teléfono) y en la tercera, se tiene bien identificada a su víctima y se cuenta con toda o gran parte de la información necesaria para intimidar o hacerla caer en el engaño.

Y aunque el Centro Nacional de Información del SESNSP no detecta un grupo de edad especialmente vulnerable a estos ataques, otros estudios señalan que las principales víctimas de este tipo de delitos suelen ser las personas de la tercera edad, que dentro de los hogares usualmente casi siempre están disponibles para atender los teléfonos fijos y actúan con un exceso de confianza que los lleva a proporcionar más de la información que necesita el extorsionador o defraudador.

En el portal del Gobierno de México se da una serie de recomendaciones contra la extorsión y el fraude telefónicos consistentes en desconfiar de encuestas y promociones, y abstenerse de proporcionar información a desconocidos. Asimismo, tener identificadores de llamadas y un directorio de familiares para corroborar con ellos si han sufrido un accidente u otro percance. Y en el caso de llamadas provenientes de supuestas empresas o instituciones que informen de actividad inusual, ilícitos o entrega de productos o documentos no solicitados, colgar y verificar tales reportes en sus medios oficiales de contacto.

Otro medio de prevenir ser víctima de extorsión telefónica es con una aplicación para celular que el Centro Nacional de Información (CNI) lanzará en breve y con la cual el usuario recibirá una alerta cuando reciba una llamada de un número denunciado por otros usuarios como extorsionador.

Pero sin duda, el mejor medio de prevenir es platicar con toda la familia y acordar planes de acción cuando el momento se presente.

 

Comentarios