Regreso seguro al golf

Alfredo Sánchez Gaitán

Por detallado y cauteloso que sea el plan, Tyler Dennis, vicepresidente senior y jefe de operaciones del PGA Tour, reiteró que no se jugará si no puede hacerlo en un ambiente seguro y saludable

El PGA Tour dio el siguiente paso para un regreso seguro del golf, dándole a los jugadores las medidas de salud y seguridad que la organización tomará cuando la carrera por la FedEx Cup 2019-20 se reanude, el próximo mes, en el Charles Schwab Challenge.

En un documento enviado a los jugadores el 12 de mayo, se da un detallado vistazo a un plan integral de evaluación y observación que los esperará en Fort Worth, Texas, a partir del 8 de junio.

El personal del Tour ha trabajado arduamente —durante los últimos dos meses— para preparar el plan, el cual fue diseñado junto con los principales expertos de la Facultad de Medicina de Harvard, con aportes de la Fuerza Federal contra el coronavirus en EEUU y otras Ligas deportivas profesionales, así como especialistas de laboratorio.

Por detallado y cauteloso que sea el plan, Tyler Dennis, vicepresidente senior y jefe de operaciones del PGA Tour, reiteró que no se jugará si no puede hacerlo en un ambiente seguro y saludable.

También aseguró que las medidas implementadas no afectarán los recursos médicos y las pruebas en existencia en las comunidades en las que se juega el Tour. El plan continuará evolucionando según sea necesario.

Esas medidas de distanciamiento social se mostrarán mejor durante la competencia, para las cuales se han prohibido los apretones de manos posteriores a la ronda y las celebraciones que incluyan contacto.

Los jugadores y los caddies también se distanciarán más de lo habitual. Como ejemplo, se puede señalar que ahora los jugadores serán quienes busquen el palo en sus propias bolsas de golf. Se estima que un promedio de 400 personas serán evaluadas cada semana.

Los jugadores, los caddies y otros oficiales estarán sometidos a un programa de prueba, previo a sus viajes y —cuando lleguen a la sede de un torneo— pasarán por tres diferentes métodos de detección.

A lo largo de la semana, cualquier persona que llegue al sitio del torneo, debe pasar un cuestionario y una evaluación térmica antes de ingresar a la propiedad, de acuerdo con Andy Levinson, jefe de torneos y competiciones del PGA Tour.

En caso de que se registre una temperatura superior a los 38 grados, durante la prueba diaria con la pantalla térmica, el Tour iniciará un protocolo que podría incluir una prueba Covid-19.

El Tour tiene como objetivo obtener los resultados de esas pruebas en un plazo de 24 a 48 horas. En caso de ser positiva, la persona deberá aislarse durante un mínimo de 10 días. El Tour y los torneos proporcionarán apoyo durante cualquier periodo de aislamiento que se presente.

Ese acceso limitado comenzará con los espectadores, los cuales no podrán asistir a los primeros cuatro eventos del Tour. Los Pro-Am también han sido suspendidos en el corto plazo. Aún no se ha definido la asistencia de público, más allá de los cuatro torneos iniciales.

Por otra parte, los familiares de los jugadores no podrán asistir. El acceso a prensa será limitado y sin entrevistas individuales. Hasta ahí las nuevas modificaciones para el regreso de un golf seguro. Yo les recuerdo que Jugar golf es... ¡Hacer amigos! Hasta la próxima. 

[email protected]

Comentarios