Acción política sin ideologismo

Luis Felipe Bravo Mena

Ayer se instaló la Comisión de actualización del Programa de Acción Política del PAN. Un partido político como Acción Nacional, con vocación de permanencia fundado sobre principios y valores humanistas, desarrolla su vida institucional, particularmente la elaboración de su propuesta programática, sobre procesos de reflexión en tres fases: ver, juzgar y actuar. De esta forma evita caer en ideologismo, fuente de radicalismos y extremismos.

Colocar las ideas por encima de la realidad es el vicio de liderazgos insensatos; ciertamente no es exclusivo de los dictadores y caudillos totalitarios, aunque en ellos es un elemento constitutivo. La historia demuestra que es la causa de terribles tragedias mundiales y conduce a las naciones a la ruina, como bien lo documentó Bárbara W. Tuchman en La marcha de la locura: La sinrazón desde Troya hasta Vietnam. (FCE, 1984)

Para no incurrir en ideologismo, la elaboración programática en el PAN comienza con un ejercicio de estudio y reflexión sobre la realidad del país para generar una visión de largo plazo, de la que se desprenden sus propuestas a los ciudadanos, expresadas en sus plataformas políticas nacional y locales, su agenda parlamentaria y su acción de gobierno.

Ciertamente, cuando es oposición, el Programa de Acción y las plataformas político-electorales derivadas del primero, ofrecen una alternativa a los votantes para relevar al partido en el gobierno, pero también cumplen con otras funciones: son herramienta para el diálogo y construcción de acuerdos con las autoridades, con otras fuerzas políticas, con las organizaciones de la sociedad civil e instituciones académicas y científicas.

Por ello el PAN otorga la mayor importancia al procedimiento. No lo manosea al ritmo de coyunturas sexenales o frivolidades de moda. Actualiza su Programa de Acción cuando están a la vista transformaciones y tendencias de gran calado en la vida social y política en el ámbito nacional e internacional.

En 83 años de vida, el panismo ha realizado en cinco ocasiones este ejercicio. Los documentos resultantes reflejan diversos matices y acentos en la concreción temporal de sus principios.

El primero, en 1940, fue el broche de oro a los trabajos de la fundación del partido. Se reconocía que el texto “es una parte del pensamiento que debe mover a la renovación nacional completa a la que el pueblo de México aspira…”

El segundo ocurrió 26 años después en 1966; el mundo y México se habían transformado y la reflexión condujo a enfatizar cuatro temas: democracia y libertades, anticorrupción, elevación moral de la sociedad, trabajo y justicia social. El tercero se realizó en 1979, ante el nuevo contexto político creado por el proceso reforma política de esos años. El cuarto tuvo efecto en 2004: la transición democrática había culminado, Vicente Fox era presidente y el PAN asumió nuevas responsabilidades. Con esa nueva visión el programa se tituló “Por Desarrollo Humano Sustentable.”

La quinta ocasión está en marcha. Los trabajos tuvieron una primera etapa que concluyó en 2020, la pandemia dejó en suspenso la asamblea nacional en la que habría de votarse su aprobación; pero en dos años México y el mundo cambiaron. La comisión está integrada por militantes de diversas generaciones y un número importante de mujeres. El nuevo Programa de Acción Política deberá ser llevado a la asamblea nacional que tendrá verificativo en noviembre.
 

Expresidente nacional del PAN 1999-2005.
@lf_bravomena

 

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios