¿México en paz?

Se encuentra usted aquí

Superhumanos

29/09/2018
17:09
-A +A

El superhumano existe, y no me refiero a los súper héroes de los dos universos más conocidos y populares: Marvel y DC. Tampoco me refiero al súper humano como un superlativo que enaltece ciertas características específicas de forma sobresaliente a los demás (flexibilidad, fuerza, etc.)

Me refiero al SuperHumano, usando el prefijo súper en su significado más literal “por encima de, superioridad”. Encima de quién o de qué; de cualquier cosa, incluso cualquier persona (sobre todo cualquier persona). Superhumano por el individualismo exacerbado que vivimos en esta época. Cada uno sintiéndose rey en su propio “planeta” (referenciando al Principito), que en cuanto pisas su planeta te ven como su vasallo, esperando que su “realeza” sea reconocida por todos, pero sin darse cuenta que todo está en su mente. De modo que la sociedad se vuelve una cadena de “planetas” que colisionan constantemente. Aquí cabe la pregunta:

¿Quo vadis homo? ¿a dónde vas hombre?

Si bien esta pregunta tiene una referencia evangélica, en un sentido amplio es una reflexión que permanentemente podemos y debemos hacer de forma personal (entendiendo al Hombre en sentido amplio, ser Humano, no sólo de género) y sobre todo de forma comunitaria. ¿A dónde vamos con nuestro trabajo? ¿con/sin nuestra pareja? ¿con nuestra sociedad? ¿estamos construyendo un futuro mejor? ¿las decisiones que tomamos las hacemos evaluando el impacto en los demás?

El Hombre avanza, nunca para, incluso cuando nos detenemos avanzamos. Avanzamos, no siempre porque así lo deseemos, ni porque así lo hayamos dispuesto, avanzamos porque constantemente somos jalados por lo que los griegos llamaron Cronos (tiempo).

No podemos dejar de lado que el tiempo impacta al hombre, lo empuja y lleva por distintos caminos. Distintas civilizaciones, culturas, tribus, ciudades han nacido y alcanzado sus glorias, y otras tantas han perecido.

Entonces de que nos ha servido enaltecernos, elevarnos a altares de algodón que sólo son sostenidos por el esfuerzo personal de mirar por encima de los demás. Estamos viviendo la dictadura de la “Selfie”, el monólogo de las redes sociales donde construimos una realidad alterna.

Los superhombres colisionando entre sí en sus diminutos planetas provocan una sociedad dividida, aislada, autodestructiva. En resumen, una cadena de individualidades estériles que no producen nada más que soledad y frustración disfrazada de “amistad”. Muchas veces sin saberlo nos convertimos en ese superhumano, ¿cómo identificarlo? Cuando pones el Yo por encima del Nosotros, cuando la soberbia nos domina, cuando mis intereses son lo primero y único que me interesa, cuando tu derecho está por encima que el de un grupo. Y este superhumano se ve reflejado en sus estructuras sociales, como la justicia, las empresas, la salud, etc. Como ejemplo, en el tema de justicia tenemos el caso de la sentencia de una de las imputaciones al exgobernador Javier Duarte, donde la irrisoria pena de 9 años y $58 mil pesos son la el “pago” que hace a la sociedad por el daño que le hizo. Él abogando a sus derechos y garantías que la ley otorga (los cuales son importantes, dignas y necesarias) pero escandaliza lo injusto que parecen por la iniquidad de la pena contra el daño. Éste es el superhombre.

Los seres humanos tenemos la necesidad de una vida en sociedad, y es en la sociedad donde encontramos nuestra verdadera felicidad, no satisfaciendo deseos (placeres), si no entregándonos a los demás, construyendo puentes interpersonales a través de la generosidad pura y desinteresada.

Para que la comunidad viva y madure, el superhombre debe reducirse, debemos poner en el centro de la sociedad el bien común, no el bien individual, los derechos sociales antes de los individuales. Esto puede ser escandaloso, pero todo cambio social lo es.

 

Javier Bolio Hernández

@Xa_bo

@ObsNalCiudadano

El Observatorio Nacional Ciudadano es una organización de la sociedad civil que vincula a las organizaciones civiles para potenciar su incidencia en las políticas y acciones de las autoridades.

Comentarios

Comentarios