Virgen de Guadalupe
Foto: Archivo. EL UNIVERSAL

La historia de cómo los derechos de la Virgen de Guadalupe fueron a dar a manos chinas

12/12/2019
19:21
Edgar Tequianes
Ciudad de México
-A +A
A menudo es considerado un mito, pero EL UNIVERSAL te cuenta cómo fue que un ciudadano chino se hizo con los derechos de la "madre de los mexicanos"... y qué es lo que pasó después

Maurilio Suárez, licenciado en Ciencias Religiosas y maestro en educación, cuenta que en el año 1998 se realizó un estudio fotográfico del Ayate de Juan Diego, que es la imagen de la Virgen de Guadalupe que se encuentra en la Basílica.

El especialista explica a EL UNIVERSAL que dichos estudios fueron aprobados por autoridades católicas y que, debido a éstos, la imagen digitalizada de la advocación de la Madre de Dios comenzó a difundirse. 

Una de esas copias, señala el también docente de Universidad La Salle, cayó en manos de un hombre de origen chino, de nombre Wu You Lin.

Lee también: Ocho datos de la Virgen de Guadalupe que debes conocer

Dicho hombre, radicado en México, acudió al Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial en febrero del año 2002 y registró la imagen de la Virgen a su nombre. 

“No es que México la haya vendido (la imagen de la Virgen) o la Basílica, no, sino que este chino, muy abusado, vio que la imagen no estaba registrada ni por la Arquidiócesis ni por la Iglesia, ni por nadie, y dice 'pues es mía', y la registró. Y pagó 2 mil pesos, quedando él como dueño de los derechos y propiedad de explotación de la imagen de la Virgen de Guadalupe por 10 años”.

El docente agrega que lo interesante de esta situación fue que Wu You Lin llevó la imagen recortada al IMPI y dijo: “Esta imagen es mía”, y en el instituto le permitieron registrarla. 

También te puede interesar: El santuario donde veneran a la Virgen de Guadalupe en Nueva York

De acuerdo con el especialista, dicha concesión venció en el año 2012; sin embargo, Wu You Lin no la renovó. 

“(La Virgen de Guadalupe) quedó como una imagen del patrimonio de todo México, nadie ya la puede registrar”, señala Maurilio Suárez.

“Yo creo que el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial será cuidadoso en no registrar la imagen; un símbolo tan relacionado con la religiosidad y la mexicaneidad pues no puede ser propiedad privada de nadie”, finaliza.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios