Suscríbete

Con los ciudadanos, único compromiso de los juzgadores federales

El consejero de la Judicatura Federal, Jorge Antonio Cruz Ramos, inauguró el Centro de Justicia Penal Federal (CJPF) definitivo en Torreón, Coahuila

Nación 18/05/2018 15:26 Ricardo Moya Actualizada 15:26

Al llamar a los juzgadores a asumir el único compromiso que tienen con los ciudadanos, y mencionar que el objetivo esencial del Poder Judicial de la Federación (PJF) es lograr una justicia expedita, inmediata, imparcial y transparente, el consejero de la Judicatura Federal, Jorge Antonio Cruz Ramos, inauguró el Centro de Justicia Penal Federal (CJPF) definitivo en Torreón, Coahuila. 

De ahí que en el PJF exista un interés prioritario en delimitar los alcances generados por el Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP), a efecto de realizar acciones oportunas y eficaces que otorguen a los juzgadores federales soluciones que les permitan realizar su función bajo el principio de excelencia, añadió.

“Sin duda alguna, ustedes, juzgadores comprometidos con el Poder Judicial de la Federación, son la pieza fundamental, junto con todo el personal que los auxilia, para lograr esa consolidación”, precisó ante jueces y magistrados del Octavo Circuito.

Acompañado del ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Javier Laynez Potisek, el consejero Cruz Ramos añadió que la oralidad e inmediatez que distinguen al NSJP permiten a la ciudadanía observar cómo valoran los jueces cada caso, así como las razones en las que fundamentan sus sentencias. 

Además, Cruz Ramos, indicó que el mejor camino para generar confianza en las instituciones de justicia es el ejercicio pleno de los principios de oralidad e inmediatez, ya que transparentan los procesos judiciales.

Abundó que al CJF corresponde dotar a los órganos jurisdiccionales de los elementos indispensables para el mejor desarrollo de sus funciones, a fin de lograr una justicia expedita, inmediata, imparcial, transparente y de calidad que merecen los mexicanos.

Reconoció que la entrada en vigor del Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP) ha impactado en todos los órdenes de la administración de justicia federal, específicamente en lo estructural, humano y presupuestal.

El inmueble que hoy se pone en operación simboliza el compromiso del presidente del Consejo de la Judicatura Federal (CJF), ministro Luis María Aguilar Morales, por dotar de la infraestructura necesaria para la correcta operación del nuevo modelo procesal penal, además de que ha definido que cada centro de justicia cuente con los más altos estándares de funcionalidad y seguridad, dijo. 

Su edificación, explicó el consejero Jorge Cruz Ramos, es un claro ejemplo del uso eficiente de los recursos públicos, control presupuestal y austeridad institucional adoptadas por la administración judicial del ministro presidente al frente del CJF.

Con este centro de justicia, subrayó, el PJF permite que el Estado de Coahuila se coloque a la vanguardia al contar con la infraestructura necesaria para ampliar la cobertura de la impartición de justicia federal que reclama la sociedad coahuilense, siendo un ejemplo de éxito en la consolidación del NSJP.

Para agilizar los procesos y facilitar la labor de los jueces, el CJPF cuenta con plataformas tecnológicas como el Sistema Integral de Seguimiento de Expedientes, la firma electrónica, además de los procesos de digitalización de expedientes que permiten ahorro en papel y resuelven la problemática derivada del gran número de archivos, que por su peso impacta en los niveles de seguridad de los inmuebles, explicó.

Por último, señaló que la instalación de centros de justicia forma parte del proceso continuo de consolidación de la reforma penal en beneficio de los justiciables.

El ministro Javier Laynez Potisek dijo que la reforma al sistema procesal penal constituye una transformación de gran calado que implica ante todo un cambio de mentalidad, que se ha acompañado de modificaciones a la normatividad sustantiva y adjetiva, así como de una fuerte inversión en infraestructura.

“Para el éxito del nuevo sistema era fundamental dignificar el rol del juez en primer lugar, pero también de los demás actores de proceso penal; el nuevo sistema era totalmente incompatible con la infraestructura con la que contaba el Estado mexicano”, aseguró. 

Además de que en la actualidad, comentó,  es motivo de orgullo entrar a los centros de justicia penal en el país, porque dignifican a la justicia penal y constituyen un paso más en la consolidación del NSJP.

ahc

Comentarios