Repunta Covid y venta de certificados falsos

La demanda de certificados apócrifos, con resultados de las pruebas rápidas de no contagio que exigen empresas para trabajar, subió en Santo Domingo

Repunta Covid y venta de certificados falsos
Los coyotes contactan a sus clientes en la plaza de Santo Domingo, donde ofrecen los papeles falsos al mejor postor. Fotos: Carlos Mejía/ EL UNIVERSAL.
Nación 14/01/2022 04:04 Antonio López Actualizada 07:07
Guardando favorito...

Una casa ubicada en el número 11 de la calle Luis González Obregón, en la delegación Cuauhtémoc de la Ciudad de México, es el centro de operaciones del famoso mercado negro de documentos falsos de la Plaza de Santo Domingo.

Ahí, en pleno Centro Histórico de la Ciudad de México, a tiro de piedra de Palacio Nacional, se imprimen test falsos con resultados de las pruebas rápidas SARS-Cov-2, cuya demanda se incrementó 50% ante la exigencia de muchas empresas a sus empleados de presentarse con resultados negativos para poder trabajar.

Entre el repunte de contagios por la cuarta ola de Covid-19 y la ansiedad por el avance de ómicron, las clínicas y hospitales públicos se encuentran saturados y para obtener las pruebas hay que formarse por más de 10 horas, o gastar entre 300 y 3 mil 500 pesos para hacerse la prueba en un laboratorio privado.

Leer también: Ómicron genera ausentismo y afectará el crecimiento

En una habitación de no más de tres metros cuadrados, una de tantas que están en el interior del mencionado domicilio, imprimen los test con logos del laboratorio de tu preferencia, ya sea Salud Digna, Olab, Chopo o cualquier otro, e incluso resultados emitidos por dependencias oficiales ya sea el IMSS, ISSSTE o los Centros de Salud del Gobierno de la Ciudad de México.

Lo hacen por 600 pesos para quien desee evitar las largas filas, o bien, por 800 a cambio de un test en blanco, listo para reimprimir cuantas veces quieran y llenarlo cada que lo solicite el patrón.

En marzo del año pasado, EL UNIVERSAL realizó este mismo recorrido y encontró que los certificados falsos de pruebas Covid con resultado negativo costaban 500 pesos.

prueba_falsa_covid_cdmx_133803687.jpg
El documento falso lo entregan con todos los sellos oficiales.

“Trae su sello y todo, pero ahorita está bien caro si lo quiere en blanco, está como en mil 300, mil 500, se lo hago”, explicó uno de los coyotes a un equipo de este diario que compró el test de manera encubierta.

“Se imprime con positivo o negativo, como tú quieras, te la pondría en 800 pesos”, señaló otro de los coyotes de Santo Domingo.

Tras negociar el precio, una mujer dirigió a los “compradores” hasta el número 11 de la calle González Obregón. En el interior del domicilio, con fachada de portón negro, el falsificador ya esperaba en un cuarto, cuyos únicos muebles eran una mesa, una silla, una computadora y una impresora. Antes de proceder a hacer el documento “oficial”, mostró el sello del gobierno capitalino que pondría en el test.

Leer también: Tres años de pandemia, tres contagios. Esta es la historia de la familia López

“Trae su sello y ya ahí tu nombre se pone a mano y ya nada más se pone que eres negativo... ¿Y esa hoja me la puedes dar en blanco para imprimir más después?... Si la quieres en blanco te la cobraría en 800 pesos y ya la puedes reimprimir cuantas veces quieras”, indicó el falsificador.

“Entonces te la voy a dar vacía... yo te la doy en blanco y ya por ejemplo tú la llenas y ya le pones la fecha, lógicamente te voy a poner este sello... ¿Es impreso o lo ponen?... No, es impreso”, dijo.

La persona, cuyo nombre no reveló, reconoció que en el mercado de la Plaza de Santo Domingo la compra de certificados de resultados (negativos) falsos de coronavirus se incrementó al menos en 50%.

a6-falsifiador_133802958.jpg

“Sí, más que nada también como a ti, en varios trabajos lo están pidiendo [exigiendo]”, señaló.

Avanza el día, pasa una y otra persona que busca un certificado falso para poder regresar a trabajar lo antes posible. En la calle los contactan, caminan algunos metros y a la vuelta, casi en la esquina con República de Brasil, llegan al local.

Lo mismo pasa durante horas, a unas calles de Palacio Nacional, donde el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, se atiende y se mantiene aislado de una segunda infección por Covid-19.

Pasan las horas, sigue la venta de certificados falsos de pruebas negativas de Covid-19 y jamás se aparece una autoridad que intente detener el delito.

Leer también: Discriminatorio e ilegal, exigir pruebas Covid en trabajos: expertos
 

Comentarios