24 | AGO | 2019
No hay nada que ocultar en acuerdo con Trump: Ebrard
El canciller Marcelo Ebrard dijo que propuso a EU que en lugar de aplicar la medida de tercer país seguro se busquen opciones para contener la emigración. VALENTE ROSAS. EL UNIVERSAL

No hay acuerdo secreto, responde Ebrard a Trump

12/06/2019
03:37
Ariadna García y Víctor Sancho
-A +A
Lo más importante no se reveló: presidente de EU; México no cedió a ser tercer país seguro: canciller

[email protected]

Ante la advertencia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de que si él quiere puede hacer que entre en vigor un supuesto acuerdo migratorio secreto con México, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, aseguró que de recientes negociaciones para evitar la imposición de aranceles a productos mexicanos no hay nada que ocultar.

En Washington, Trump insistió en que “lo más importante” del pacto que evitó la entrada en vigor de aranceles a las importaciones mexicanas no se ha dado a conocer. Molesto porque la prensa ha asegurado que no hay nada nuevo en el acuerdo que se alcanzó el viernes con México, mostró una hoja de papel doblada que, según él, era el acuerdo.

“Este es el acuerdo que todo el mundo dice que no tengo”, presumió, sin mostrar el contenido. “Voy a dejar que México haga el anuncio [sobre su contenido] en el momento adecuado”, añadió, horas después de tuitear que “lo más importante del acuerdo no se ha revelado aún”.

Más tarde, Ebrard ratificó que no hay nada que ocultar en el acuerdo con el gobierno de Estados Unidos. Reveló que el gobierno estadounidense insiste en que México se convierta en tercer país seguro, hecho que fue rechazado.

“No tenemos nada que ocultar”, aseguró Ebrard en conferencia de prensa en la Cancillería, donde leyó la relatoría que envió al Senado sobre las negociaciones en Washington.

Destacó que Estados Unidos en todo momento insistió en su pretensión de que México sea un tercer país seguro, y por ello es que se dio el primer plazo de 45 días para que las autoridades mexicanas implementen acciones para contener la emigración desde terceros países hacia la Unión Americana utilizando tierra azteca.

Pasados los primeros 45 días, Estados Unidos hará una evaluación en donde determinará si México aplicó bien o no las medidas para contener la migración. De lo contrario, se entraría en una nueva negociación sobre el tema migratorio y de asilo.

“Por ello la declaración conjunta señala los 90 días. Esto significa que en lugar de aceptar un acuerdo de tercer país seguro, como el propuesto por Estados Unidos, o el inicio de una guerra comercial, logramos un periodo de 45 días para demostrar la eficacia de las medidas que se adoptarán y prepararnos lo mejor posible para la negociación que podría darse en 45 días, si las medidas adoptadas no tienen los resultados esperados”, dijo.

El canciller aseveró que México está abierto a cualquier negociación. Es más, propuso a Estados Unidos que en lugar de aplicar la medida de tercer país seguro, se busquen opciones para contener la migración.

Se planteó que los migrantes, si solicitaron refugio en un primer país antes de llegar a Estados Unidos, se queden en esa primera opción. La otra propuesta es reubicar el asentamiento de refugiados, utilizar otras naciones como Chile, por ejemplo, entre muchas otras.

Previamente, en su declaración, el presidente Trump dijo que esperaría a que el gobierno mexicano hiciera público el contenido hasta ahora oculto del pacto y que, reiteró, “tendría que someterse a [la aprobación de] su órgano legislativo”.

Sin embargo, cuando le preguntaron si por alguna razón él revelaría lo que dice que se negoció y no se ha dicho, respondió que no sólo podría hacerlo, sino implementarlo “si los números [de indocumentados que llegan a Estados Unidos después de atravesar México] no bajan mucho. “Esto entra en vigor cuando yo quiera. Es una opción que tengo”, subrayó.

Fotógrafos hicieron un acercamiento al documento que mostró Trump. El texto habla de “un enfoque regional para compartir la carga en relación con el procesamiento de las solicitudes de estatus de refugiado de los migrantes”, y de la posibilidad de que el gobierno mexicano tenga que aplicar “cambios” en sus “leyes y regulaciones nacionales” para poder adoptar las medidas necesarias para reducir los flujos migratorios, de acuerdo con lo que captó la agencia Reuters.

El secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo haber conversado ayer con Ebrard y que seguirán hablando “a diario” para implementar el acuerdo. También dijo que los mexicanos “fueron serios sobre permitirnos hacer algunas cosas que no nos dejaban hacer antes con respecto a los protocolos de migración”.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios