Suscríbete

Lozoya "no presentó ninguna queja antes del viaje"

Autoridades españolas señalaron que si el exfuncionario hubiera manifestado síntomas de algún padecimiento, habría sido conducido de inmediato a un hospital para ser atendido

Lozoya no presentó ninguna queja antes del viaje: autoridades españolas
En España señalaron que no existe constancia de que Emilio Lozoya estuviera enfermo al ser extraditado. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL
Nación 18/07/2020 02:42 Diana Lastiri y Luis Méndez Reportera y Corresponsal Diana Lastiri y Luis Méndez / Reportera y Corresponsal Actualizada 05:37

Los problemas de salud de Emilio Lozoya Austin, por los que fue trasladado a un hospital privado tras arribar la madrugada de ayer proveniente de España, provocaron que autoridades penitenciarias del país ibérico expresaran que no les consta que el exfuncionario mexicano estuviera enfermo antes de abordar la aeronave que lo condujo a México, el pasado jueves.

La Fiscalía General de la República (FGR) afirmó que tras un examen médico, Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos, padece anemia y problemas de esófago. Sin embargo, autoridades españolas señalaron que si hubiera manifestado que estaba indispuesto o que tenía síntomas de algún padecimiento, habría sido conducido de inmediato a un hospital para ser atendido antes de iniciar el vuelo de su extradición.

De acuerdo con la FGR, a su arribo al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, durante la madrugada del viernes, al exfuncionario se le aplicó de inmediato el protocolo correspondiente en el que el Ministerio Público (MP) le leyó sus derechos y le notificó la ejecución de las dos órdenes de aprehensión por los casos Agro Nitrogenados y Odebrecht, con lo que quedó en calidad de detenido.

Fuentes federales confirmaron a El Gran Diario de México que al cierre de esta edición el detenido no había sido puesto a disposición de ningún juez y se desconocía el hospital al que habría sido trasladado Lozoya Austin y si sería presentado en audiencia ante un juez de la capital del país.

Mediante un comunicado, la fiscalía aseguró que el perito médico del organismo revisó a Lozoya y lo diagnosticó con anemia desarrollada y problemas sensibles en el esófago, así como “una debilidad general en toda su salud” y propuso que fuera internado en un hospital.

Añadió que la familia del exdirector de Pemex solicitó que un médico particular hiciera también una revisión y éste coincidió con el perito de la FGR. Ante ello, el Ministerio Público ordenó trasladarlo a un hospital, donde permanecerá vigilado y en calidad de detenido.

Hasta el momento, la FGR ni ninguna otra autoridad ha especificado si se encuentra en un hospital público o privado.

Para que Lozoya hubiera ingresado a un hospital privado, su familia debía solicitarlo y comprometerse con la FGR a correr con todos los gastos, pues de lo contrario, tendría que ser internado en un nosocomio público.

Fuentes de instituciones penitenciarias en España señalaron a EL UNIVERSAL que no existe constancia de que Emilio Lozoya estuviera enfermo al momento de ser extraditado a México.

“El sistema español es garantista y si este señor hubiera estado indispuesto, se le habría atendido médicamente, como a cualquier otro interno”, señalaron.

Temas Relacionados
Emilio Lozoya

Comentarios