Resumen

La conductora de televisión y su esposo son buscados en más de 190 países luego de que la Interpol emitió la ficha roja para su búsqueda y localización, a petición de la FGR

Pie para la foto de esta nota o para el vídeo relacionado.

El matrimonio está acusado de lavado de dinero por más de 3 mil millones de pesos y defraudación fiscal. Foto: Instagram @inesgomezmont
19/10/2021 13:18
Manuel Espino y Diana Lastiri

Cuerpo

La conductora de televisión, Inés Gómez Mont, y su esposo, Víctor Manuel Álvarez Puga, son buscados en más de 190 países luego de que la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) emitió la ficha roja para su búsqueda y localización, a petición de la Fiscalía General de la República (FGR).

Fuentes judiciales informaron que Gómez Mont y Álvarez Puga, acusados de lavado de dinero por más de 3 mil millones de pesos y defraudación fiscal, son rastreados para detectar su paradero y ser presentados ante la justicia mexicana.

Lee: Álvarez Puga e Inés Gómez Mont saben lo que es vivir como Cher y en el corazón de Nueva York

Hace unos días, la conductora Inés Gómez Mont aseguró que la acusación en su contra por enriquecimiento ilícito por tres mil millones de pesos era falsa.

Cabe recordar que un juez federal ordenó detener a 10 implicados en el caso de desvío de recursos públicos y lavado de dinero por el que son buscados Gómez Mont y Álvarez Puga.
 

Navegó por sexenios tejiendo certeras relaciones políticas y personales

El juez de control, Iván Zeferín Hernández, adscrito al Centro de Justicia Penal Federal de Almoloya de Juárez, Estado de México, libró las órdenes solicitadas por la FGR por delincuencia organizada y lavado de dinero.

Las órdenes de captura incluyen a Eduardo Guerrero Durán, excomisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (OADPRS); Paulo Uribe Arriaga, exdirector general de Administración; y Emmanuel Castillo, extitular de la Coordinación General de Centros Federales de ese organismo.

Para ello, la FGR señaló que fueron desviados 2 mil 950 millones de pesos a empresas factureras supuestamente vinculadas a Álvarez Puga y que ese dinero provenía de dos contratos con el OADPRS.
 

Mai operó entre la legalidad y la ilegalidad más de 12 años diversos contratos de outsourcing

 

Los contratos fueron otorgados para la compra del Sistema del Centro de Comando, Control, Cómputo, Coordinación, Alertamiento e Inteligencia del OADPRS para diversos penales federales y el otro para la adquisición de la interconexión de otros tres centros federales de readaptación social.

De los exfuncionarios que la FGR busca detener por este caso, Paulo Uribe ya contaba con citatorio para audiencia por otro caso.

También lee: Salvador García Soto.- A Gertz Manero le están “tendiendo la cama”

ed/acmr

Te recomendamos