19 | AGO | 2019
En la foto: Alberto Barranco, Columnista y escritor/ GERMÁN ESPINOSA. EL UNIVERSAL

Así es la misión de AMLO para Barranco como embajador en el Vaticano

14/08/2019
04:20
Citlalli Espejel y Nadia Venegas
-A +A
Deseo servir al país y hacer lo mejor posible, dice el periodista; aunque soy católico, conozco la larga lucha por la laicidad, afirma

[email protected]

Tras ser nombrado como el próximo embajador de México ante el Vaticano, Alberto Barranco confiesa que desea “servir al país” y “hacer lo mejor posible” desde su perspectiva como escritor y periodista.

La semana pasada, Barranco Chavarría, columnista de esta casa editorial, fue ratificado en el Congreso para asumir el cargo ante la Santa Sede, sin embargo, asegura que fue “una gran sorpresa” que el presidente Andrés Manuel López Obrador lo propusiera para esta función.

En entrevista con EL UNIVERSAL, confiesa que es un reto personal ser embajador porque no tiene experiencia diplomática, pero recalca que representará al pueblo mexicano en El Vaticano independientemente de su religión. “No por ser católico me ponen ahí”, ataja.

Reconoce ser católico y juarista, y por ello enfatiza que conoce perfectamente la larga lucha por la laicidad, aunque admite que será un desafío diferenciar su trabajo de relaciones exteriores con lo religioso.

Por otra parte, el autor de la columna “Empresa” que se publicaba en la sección Cartera de este diario cuenta que a pesar de que el Vaticano es un país minúsculo tiene un enorme poder: “el Papa representa una gran influencia por la comunidad de católicos que existe a nivel mundial. Tiene gran peso su autoridad, sobre todo en instancias a nivel internacional”, indica.

Por ello, acepta que es una ventaja que el Pontífice sea hispanohablante porque esto permitirá un acercamiento y diálogo. “Nos gustaría regresar a México con la convicción de que hicimos un trabajo honesto, honrado, y que respetamos los lineamientos del gobierno”, explica.

Barranco Chavarría señala que mientras el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador lo decida él estará a cargo de esta función y revela que viajará en septiembre a Roma, Italia, para comenzar su labor diplomática.

México en la Santa Sede

Desde la perspectiva del periodista, el Papa puede influir en las políticas migratorias por la “autoridad moral que representa”.

Así, a través de su trabajo como embajador Barranco buscará influir para que el líder religioso intervenga en la crisis migratoria por la que atraviesa México.

“En el caso de la migración, la Iglesia católica en Estados Unidos tiene una gran influencia. Si el Papa logra algún pronunciamiento para evitar situaciones xenófobas será muy importante”, asegura.

Para el también docente es de suma relevancia el cargo porque desde hace varios años la Iglesia se ha pronunciado a favor de los derechos humanos y el respeto al medio ambiente. “Todo ese tipo de situaciones hace importante a esta embajada.

“El Papa es un hombre con un espíritu auténtico de humildad. Está creando reformas importantes en la Iglesia, por lo que revitalizará la religión católica hacia el futuro”.

El embajador designado admite que existe una crisis en la Iglesia católica por los casos de pederastia, sin embargo, asegura que “el Papa ya lo está combatiendo de fondo”.

Uno de los primeros encargos del gobierno hacia el escritor es que el papa Francisco conozca “de primera mano” qué está ocurriendo en el país y qué se está haciendo en materia de corrupción e impunidad.

Proyectos

El proyecto más importante que le ha designado el gobierno federal es “estrechar la relación y estrechar las coincidencias” entre México y la Santa Sede.

Otro propósito de México es crear convenios de participación mutua: “el actual gobierno tiene varias coincidencias con el Vaticano en materia de derechos humanos, trata de personas, protección a grupos vulnerables: indígenas y personas discapacitadas. Todo ese tipo de cuestiones vamos a tratar de profundizarlas”.

“El Papa tiene las puertas abiertas de nuestro país”, dice el periodista, por lo que le hará la invitación para que visite por segunda vez México, aunque admite que el jerarca católico tiene en su agenda la prioridad de visitar otros países.

A pesar de que el líder religioso no visite el país, Barranco confiesa que hará lo posible para que el 12 de diciembre la feligresía escuche un mensaje directo del Papa.

Adelanta que digitalizará los archivos que tiene la Santa Sede para que los investigadores de México puedan consultarlos y de esta forma apoyar al enriquecimiento de la historia y cultura del país.

El periodismo y las finanzas en su gestión de embajador

Alberto Barranco escribe en su última columna publicada en EL UNIVERSAL que para él “se termina la columna, pero no se agota la tinta.

“La tinta la lleva uno dentro. Uno como periodista no acaba de agotarse… pienso seguir participando, ya no con una columna, pero sí con algunos artículos”, declara ante la posibilidad de seguir ejerciendo a futuro como periodista.

Ante esto, detalla que a través de los periódicos del Vaticano tratará de influir para que aparezcan los mensajes de México en esos medios de comunicación.

Afirma que le ayudará su conocimiento en finanzas porque el Vaticano tiene una gran influencia financiera. “Hay un tratado en nuestro país en relación con transparentar las operaciones. El Vaticano, como México, está interesado en que no haya operaciones internacionales de lavado de dinero”, afirma.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios