Suspenden en Haití gasolinazo tras violentas manifestaciones

Enfrentamientos dejan tres muertos y decenas de heridos; el primer ministro pone pausa a la medida “hasta nuevo aviso”
08/07/2018
02:29
Agencias
-A +A

Puerto Príncipe.— El gobierno de Haití suspendió ayer el alza de precios de productos petroleros, una medida que causó una fuerte ola de violencia y de destrucciones a lo largo del país y que dejó al menos tres muertos y decenas de heridos.

Tras haber llamado a la población a que tuviera “paciencia” e intentar convencerla de la necesidad del aumento de los precios del hidrocarburo, el primer ministro Jacques Guy Lafontant decidió suspender la medida “hasta nuevo aviso”, según escribió en Twitter.

En tanto, el presidente de la cámara de Diputados, Gary Bodeau, lanzó un ultimátum al gobierno para que revirtiera su decisión de aumentar los precios de los carburantes.

“Si no hay respuesta, el gobierno será considerado dimitido y a partir de la mañana del lunes, el parlamento tomará las disposiciones” necesarias, declaró Bodeau.

El viernes, el gobierno haitiano anunció un fuerte incremento de las tarifas de los hidrocarburos en cumplimiento de un acuerdo con el FMI suscrito hace cinco meses. La decisión implicaba el aumento de la gasolina en 38%, del diésel en 47% y el del querosén en 51%.

Antes del anuncio de esta medida, el primer ministro, designado en mayo de 2017, estaba en la cuerda floja, y en la cámara de Diputados, dominada por los partidarios del presidente Jovenel Moïse, se realizó una sesión sobre el futuro de su gobierno.

Ayer, la situación en la capital siguió tensa tras el estallido de una serie de actos de violencia el viernes que no han recibido respuesta de las fuerzas del orden y que dejaron tres muertos.

Una de las víctimas falleció tras ser linchada cuando intentaba forzar su pasaje en una barricada. El cuerpo del hombre, un oficial asignado a la seguridad de un dirigente de un partido de oposición, fue luego incinerado en medio de la calzada.

Las autoridades confirmaron que un supermercado y diversos comercios fueron saqueados; mientras que varias empresas, estaciones de combustible y vehículos fueron incendiados.

“El gobierno rechaza la violencia, no es aceptable en un Estado de derecho. No podemos resolver las diferencias con violencia”, dijo el jefe de Gabinete en un comunicado.

El director de la Policía Nacional, Michel Ange Gédéon, lanzó un llamado a la calma: “Entendemos su derecho a protestar, a reivindicar, pero no entendemos la violencia”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS