Niegan servicio a vocera de la Casa Blanca en restaurante

Niegan servicio a vocera de la Casa Blanca en restaurante
Reacción. Letreros y flores fueron colocados afuera del restaurante Red Hen, en Virginia, que rechazó el viernes atender a Sarah Sanders. Foto: DANIEL LIN. AP
Mundo 24/06/2018 04:49 AP y AFP Actualizada 07:56
Guardando favorito...

Washington.— Un restaurante de Virginia se negó a atender a la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, quien aseguró ayer en Twitter que la dueña del establecimiento le pidió que se retirara porque trabaja para Donald Trump.

“Anoche la dueña del Red Hen en Lexington [Virginia] me pidió que me retirara porque trabajo para @POTUS [acrónimo para referirse al presidente] y cortésmente me fui”, escribió Sanders en un tuit.

“Sus acciones dicen más sobre ella que sobre mí. Siempre intento tratar de manera respetuosa a la gente, incluso con la que no concuerdo, y seguiré haciéndolo”, añadió. El tuit generó más de 22 mil respuestas en espacio de una hora.

La copropietaria del restaurante, Stephanie Wilkinson dijo a The Washington Post que miembros de su personal la llamaron para decirle que Sanders estaba en el restaurante, y que muchos empleados eran homosexuales y sabían que Sanders había defendido la política de Trump de prohibirle a los transgénero el ingreso a las fuerzas armadas.

“Díganme qué quieren que haga, yo puedo pedirle que se vaya”, le dijo Wilkinson a los empleados quienes respondieron que sí, según relató. Fue entonces cuando habló con Sanders en privado, quien le dijo. “Está bien, me iré”.

El incidente causó una tormenta en las redes sociales, con gente opinando a favor y en contra de la acción del restaurante. El padre de Sanders, el ex gobernador de Arkansas Mike Huckabee, escribió: “El Restaurante Red Hen tiene prejuicio en su menú”. Otra persona recomendó ir al restaurante: “La gerencia de este local defiende sus principios y son verdaderos patriotas. GRACIAS!!!!”.

El martes, la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, fue increpada por manifestantes que le gritaron: “¡Vergüenza, vergüenza!” cuando cenaba en un restaurante mexicano en Washington. Finalmente, se retiró. 

Temas Relacionados
donald trump
Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios