11 | DIC | 2019

"Muchos en EU no apoyan control de armas", responde Marco Rubio a marcha antiarmas

24/03/2018
15:16
EFE
Miami
-A +A
"Respeto sus puntos de vista y reconozco que muchos estadounidenses apoyan ciertas prohibiciones de armas de fuego. Sin embargo, muchos otros no", dijo el senador en medio de una marcha nacional por un mayor control de armas

El senador estadounidense Marco Rubio recordó que hay "muchos estadounidenses" que no apoyan una mayor regulación al acceso a las armas, la principal demanda del millón de personas que salieron hoy a las calles de 800 localidades de Estados Unidos.

"Si bien no estoy de acuerdo con todas las soluciones que proponen, respeto sus puntos de vista y reconozco que muchos estadounidenses apoyan ciertas prohibiciones de armas de fuego. Sin embargo, muchos otros estadounidenses no admiten una prohibición de armas", señaló en un comunicado el senador republicano.

El debate nacional sobre el acceso a las armas regresó a la orden del día después de que el pasado 14 de febrero Nikolas Cruz, un joven de 19 años, asaltara su antigua escuela en Parkland (Florida) con un fusil de asalto AR-15, matando a catorce estudiantes y tres profesores.

Además, Rubio aseguró que las personas que no abogan por un mayor control "también quieren evitar tiroteos masivos", al igual que los los centenares de miles de personas que participaron en la "Marcha por nuestras vidas" en Washington.

"Ellos (las personas que prefieren no regular el acceso a las armas) también quieren evitar tiroteos masivos, pero ven prohibir las armas como una infracción de los derechos de la Segunda Enmienda (que protege el derecho a poseer y portar armas)", apuntó el senador por Florida.

Rubio, que ha recibido fuertes críticas por obtener aportaciones de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, en sus siglas en inglés), pretende proponer una legislación que dote a los estados de ayudas para desarrollar sus propias normas sobre el acceso a armas de fuego a "personas peligrosas".

La propuesta del senador republicano implica que sean los estados los que decidan si elaboran un mecanismo de prevención de la violencia con armas de fuego, en el que las familias y fuerzas del orden tendrán una vía para pedir que se retire el acceso y uso de armamento a un individuo al que consideren peligroso.

"Si bien las protestas son una forma legítima de hacer una observación, en nuestro sistema de gobierno, hacer un cambio requiere encontrar un terreno común con quienes tienen puntos de vista opuestos", dijo Rubio al respecto de las reformas legislativas para evitar más tragedias en las escuelas.

Por su parte, la Casa Blanca aplaudió las numerosas manifestaciones que se celebraron hoy a lo largo del país a favor de un mayor control de armas y aseguró que "mantener a los niños seguros" es una de las principales prioridades del presidente estadounidense, Donald Trump

ae

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios