“Jabalíes Salvajes” agradecen al mundo por su ayuda

A través de un video, los 12 adolescentes y su entrenador aseguran que mejora su salud
“Jabalíes Salvajes” agradecen al mundo por su ayuda
Recuperación. Médicos aseguran que los jóvenes están bien y podrían ser dados de alta el jueves próximo. (GIORGIO VIERA. EFE)
15/07/2018
02:09
Notimex
-A +A

Bangkok.— Los 12 niños y su entrenador de futbol, rescatados esta semana tras permanecer atrapados 18 días en una cueva en el norte de Tailandia, saludaron al mundo por primera vez desde su rescate, y agradecieron a todos por su preocupación y ayuda en esta experiencia.

En un video, difundido ayer por el Ministerio tailandés de Salud y por el Hospital Chiang Rai Prachanukroh, donde reciben atención médica, los jóvenes del equipo de futbol “Jabalíes Salvajes” dijeron que gozan de buena salud y esperan probar sus comidas favoritas pronto.

Al dar a conocer la grabación, el ministro de Salud, Piyasakol Sakolsatayadorn, informó que los niños saldrán del hospital el jueves próximo, pero que enfrentarán nuevos desafíos a medida que se adapten a la vida cotidiana nuevamente.

“Necesitamos preparar tanto a los niños como a sus familias para la atención que recibirán en cuanto salgan”, sostuvo, y señaló que todos se están recuperando bien, tanto física como mentalmente.

El grupo quedó atrapado el pasado 23 de junio en el sistema de cuevas de Tham Luang, en Mae Sai, en cuya entrada fueron halladas sus bicicletas abandonadas, lo que suscitó una búsqueda en la que participaron cientos de personas.

El pasado 2 de julio, los menores fueron encontrados con vida atrapados en una cueva de la que no podían salir debido a que el camino se encontraba inundado.

El trabajo de rescate comenzó el pasado domingo con la salida de cuatro de los infantes, y tres días después fueron extraídos los últimos cuatro niños y el entrenador.

Cada uno de ellos agradeció en el video a los rescatistas tailandeses e internacionales, así como a la comunidad internacional, por haberlos salvado y apoyado, dijeron sentirse bien de salud y expresaron sus deseos de comer sus alimentos favoritos, la mayoría de ellos dijo arroz y carne de cerdo.

Sólo uno de los niños, Adul, nacido en Myanmar y que actuó como traductor de sus compañeros al inglés, dijo que ansiaba comer pollo frito de una cadena multinacional, mientras que el entrenador agradeció a las autoridades tailandesas, médicos y enfermeras del hospital por cuidarlos.

El ministro Piyasakol afirmó en conferencia de prensa que “los sicólogos han estado hablando con el grupo y su bienestar mental es bueno”, pero “no son tan fuertes aún, todavía necesitan descansar y mejorar su salud y su cuerpo”.

Los médicos recomiendan que para evitar el estrés pasen al menos el próximo mes sólo con familiares y amigos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS