21 | NOV | 2019
Independentistas paralizan Barcelona
Grupos antisistema realizaron graves disturbios cerca de la avenida Laietana, en Barcelona, donde se enfrentaron contra los policías. Foto/Emilio Morenatti. AP

Independentistas paralizan Barcelona

19/10/2019
04:28
Luis Méndez / Corresponsal
-A +A
Autoridades cifran en 525 mil los asistentes a las marchas; se registran enfrentamientos entre manifestantes y policías

Madrid.— Las manifestaciones de protesta por las largas condenas de prisión impuestas a los políticos catalanes independentistas colapsaron el centro de Barcelona, entre proclamaciones a favor de la plena soberanía de Cataluña, banderas nacionalistas y gritos de libertad.

En una jornada de alto voltaje, las marchas pacíficas discurrieron con el trasfondo de una huelga general convocada en toda Cataluña por los sindicatos independentistas y que tuvo una incidencia muy desigual, mientras grupos radicales protagonizaban acciones vandálicas en diversos barrios de Barcelona.

Según la Guardia Urbana, en las Marchas por la libertad, que salieron desde distintos puntos de Cataluña para confluir en Barcelona, participaron 525 ml personas que hicieron una exhibición de fuerza del independentismo y del derecho a la autodeterminación, en contraste con la otra mitad de la población catalana que permaneció en sus casas.

“La gente está lista y pedimos a los partidos que prioricen la independencia”, urgió la presidenta de la Asamblea Nacional Catalana, Elisenda Paluzie.

“Nunca he sido nacionalista, pero la actitud antidemocrática de España negándose a que votaramos en referéndum sobre la autodeterminación, al reprimir duramente a políticos y líderes sociales, aplicando una justicia manipulada y utilizando Cataluña con fines electorales, nos obliga a salir a defender la democracia y nuestros derechos”, dijo a EL UNIVERSAL Xavier, profesionista catalán que participó en las manifestaciones.

En paralelo a las marchas, grupos antisistema realizaron graves disturbios cerca de la avenida Laietana de Barcelona, donde levantaron barricadas y quemaron contenedores de basura, mientras la policía cargó con balas de goma y gas lacrimógeno para dispersar a los encapuchados que llegaron a lanzar adoquines a los agentes. Detuvieron a 31 personas en toda Cataluña y los agentes también usaron cañones de agua contra los inconformes.

Unas 400 personas, aproximadamente la mitad de ellas policías (207), han resultado lesionadas, según las autoridades regionales y centrales, y se han hecho 128 arrestos desde que resurgió el sentimiento independentista el lunes, cuando el Tribunal Supremo sentenció a nueve políticos y líderes separatistas a largas condenas en prisión. Las autoridades españolas sospechan que un nuevo grupo llamado Tsunami Democrático ha utilizado mensajes encriptados para organizar algunos de los ataques. Un juez de la Audiencia Nacional ordenó que se cerraran los sitios web vinculados al grupo.

La huelga general fue seguida mayoritariamente por el sector del comercio y el personal de educación pública y universidades, junto a los estudiantes, y tuvo escaso impacto en la industria y entre los servidores públicos catalanes.

“Vamos a aplicar al independentismo violento el Código Penal con toda contundencia”, advirtió el ministro español del Interior, Fernando Grande-Marlaska, luego de hacer un llamado al presidente de Cataluña, Quim Torra, para que condenara la violencia.

En Bélgica, la justicia decidió dejar en libertad condicional al líder independentista Carles Puigdemont, mientras examina la orden de extradición cursada por España.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios