Fujimorismo pierde mayoría por pleito entre hermanos

Tras la expulsión de Kenji del partido Fuerza Popular, otros legisladores se van
Kenji Fujimori, hijo del expresidente peruano Alberto Fujimori, habla en Lima con la prensa, acompañado por legisladores que dejaron el partido Fuerza Popular (EDUARDO CAVERO. EFE)
01/02/2018
02:13
Agencias
Lima
-A +A

Las discrepancias entre los hermanos Keiko y Kenji Fujimori acabaron ayer con la mayoría absoluta que tenía desde 2016 en el Congreso peruano el partido derechista radical Fuerza Popular (FP), heredero del legado político del ex presidente Alberto Fujimori, padre de ambos.

La expulsión de la bancada de Kenji Fujimori, Bienvenido Ramírez y Maritza García y la posterior renuncia de siete legisladores en solidaridad con ellos tres hizo que los asientos de FP bajaran de 71 a 61. Para hacer mayoría absoluta se necesitan 66 miembros.

Con esa mayoría (71 de 130 escaños), Fuerza Popular marcó la agenda política y forzó la dimisión o destitución a su antojo de varios ministros del impopular presidente Pedro Pablo Kuczynski, instó a realizar comparecencias intempestivas y dificultó las tareas del Ejecutivo.

Pero gracias a la intervención de los autodenominados “Vengadores” de Kenji, el presidente logró deshacerse de un rodillo parlamentario que bloqueba gran parte de su labor. La ruptura no sorprendió, pues desde meses atrás el hijo menor de Fujimori, con evidente apoyo del entonces encarcelado padre, entró en abierta contradicción con Keiko, la líder del partido, a quien acusó de olvidar los intereses de su progenitor.

Los “Vengadores” no sólo salieron de la bancada, sino que anunciaron un “pacto de gobernabilidad” con Kuczynski, con quien se muestran muy agradecidos por el indulto que liberó en diciembre al ex mandatario. El acuerdo busca “reafirmar el diálogo y la reconciliación nacional y respaldar al Poder Ejecutivo en la solución de los problemas que aquejan al pueblo peruano”, dijo Fujimori hijo.

Por el momento, los disidentes no han formado un nuevo grupo parlamentario, ya que una ley aprobada por la facción de Keiko lo impide. La discusión sobre la vigencia de esa norma se decidirá este año en el Tribunal Constitucional.

Analistas ven tras la rivalidad de los hermanos Fujimori una disputa de poder con miras a las presidenciales de 2021. Una encuesta de la firma GfK reveló que Kenji tiene 39% de popularidad, contra 31% de Keiko.

Mantente al día con el boletín de El Universal