Estalla violencia en el centro de Madrid

Inmigrantes enfrentan a la policía tras muerte de ambulante senegalés

Estalla violencia en el centro de Madrid
Contenedores incendiados en la calle Mesón de Paredes, en el barrio de Lavapiés de Madrid, tras la muerte de un vendedor ambulante (JAVIER LIZÓN. EFE)
Mundo 16/03/2018 01:46 AFP y DPA Actualizada 01:46
Guardando favorito...

Madrid.— Inmigrantes se enfrentaron anoche a las fuerzas del orden en el centro de Madrid tras la muerte de un senegalés que era perseguido por la policía en las calles del distrito de Lavapiés.

La policía antidisturbios y bomberos fueron desplegados en Lavapiés, distrito del centro de la capital española con presencia de población inmigrante, luego de que manifestantes prendieron fuego a botes de basura y motocicletas y lanzaron piedras a las fuerzas del orden.

Los manifestantes indicaron a la AFP que protestaban en apoyo de Mmame Mbage, vendedor callejero senegalés de más de 30 años, que llegó a España 12 años antes. Según los compañeros de Mbage, éste murió después de ser perseguido por policías tras una redada en la Plaza Mayor, uno de los emblemas de la ciudad.

“Yo estaba en la Puerta del Sol con él. La policía municipal llegó y lo persiguió desde ahí hasta Lavapiés con una moto”, dijo a la AFP un vendedor, Modou, de 25 años, quien no quiso dar su apellido. “Él estaba corriendo con su manta que pesa mucho, quizás 25 kilos y al final ha muerto aquí”, añadió Modou. La versión fue confirmada por la Asociación de Inmigrantes Senegaleses en España (AISE).

La Policía Municipal de Madrid negó que hubiera persecución. Los servicios de emergencia indicaron que Mbage fue hallado inconsciente en una calle de Lavapiés por una patrulla policiaca. “Cuando el Samur y Protección Civil han llegado, estaba una patrulla de policía municipal que pasaba por allí y que lo vio primero, le estaban realizando maniobras de reanimación”, indicó un portavoz de los servicios de emergencia, según el cual, el vendedor estaba solo y se desplomó.

Mbage trabajaba como vendedor ilegal y enviaba dinero a su familia. Su fallecimiento motivó una concentración espontánea de medio centenar de “manteros” (los vendedores irregulares que disponen su mercancía sobre mantas en la calle) en la plaza de Lavapiés para mostrar su indignación, a la que se unieron vecinos de la zona. Algunos comenzaron a quemar contenedores y dañar vehículos y parte del mobiliario urbano, lo que motivó la intervención de los bomberos y la policía y derivó en disturbios generalizados por todo el barrio.

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios