Reportan primera muerte por Covid-19 en un campo de migrantes en Grecia

La víctima es un afgano de 61 años, padre de dos hijos, que residía en el campamento de Malakassa, cerca de Atenas; en Grecia hay más de 24 mil migrantes hacinados en estos recintos

Campo de migrantes en Grecia
(Foto: AP)
Mundo 27/09/2020 15:30 AFP Actualizada 15:33

Las autoridades griegas anunciaron el domingo la primera muerte relacionada con el nuevo coronavirus en un campo de migrantes del país.

La víctima es un afgano de 61 años, padre de dos hijos, que residía en el campamento de Malakassa, cerca de Atenas, anunció el ministerio de Asilo. El hombre fue hospitalizado en Atenas.

Este campo, como los de Schisto y Eleonas --igualmente cerca de la capital-- fueron puestos en cuarentena a principios de septiembre, en un contexto de preocupaciones sobre el aumento de casos de coronavirus entre los migrantes.

Pero las restricciones de desplazamiento en los centros de acogida de los migrantes fueron instauradas desde marzo.

En la isla de Lesbos, tras el reciente incendio del campamento de Moria, más de 240 solicitantes de asilo dieron positivo en el campo provisional al que fueron trasladados.

Las autoridades griegas anunciaron el domingo 218 nuevos casos de Covid-19, lo que eleva el total en el país a 17 mil 444. Igualmente hubo tres fallecidos, con lo que ya son 379 los muertos desde el inicio de la pandemia.

Lee más: Coronavirus: el vuelo "lleno de covidiotas" de Grecia a Reino Unido

El gobierno griego acogió bastante favorablemente el pacto europeo sobre asilo anunciado esta semana, quince días después del incendio que devastó el campamento de Moria, pero las ONG critican que el acuerdo supone continuar con una política de "encierro" de los migrantes.

El nuevo pacto sobre migración y asilo presentado el miércoles a los países miembros de la Unión Europea (UE) para debate, preconiza el endurecimiento de la expulsión de migrantes en situación irregular y un mayor control en las fronteras.

Algo que podría tranquilizar al gobierno del primer ministro griego, Kyriakos Mitsotakis (conservador), que aplica una política estricta en la materia desde que llegó al poder, hace algo más de un año.

El único inconveniente que plantea el pacto, según Atenas, sería que el principio de "reubicación" (la repartición obligatoria de migrantes entre los países miembros) habría quedado abandonada. Se trata de una medida instaurada durante la ola migratoria de 2015 pero que, a la postre, no fue muy respetada, pues algunos países se oponían firmemente.

"El pacto va en la buena dirección, incluye nuestras principales posiciones pero estamos decepcionados sobre la reubicación, habríamos preferido otro modelo", consideró Manos Logothetis, secretario del servicio griego de asilo, el jueves durante una entrevista con la televisión pública ERT.

Lee más: Lesbos, la isla que se hartó de ser refugio de migrantes

Por su parte, el primer ministro subrayó el miércoles la "necesidad de una política de asilo equilibrada" y la "necesidad de compartir responsabilidades de manera justa" en la UE.

A las puertas de Europa, junto con Italia y España, Grecia no ha dejado de reclamar que los países europeos se repartan de forma justa a los solicitantes de asilo que llegan prácticamente a diario a sus islas del mar Egeo desde la cercana Turquía.

El gobierno griego tiene serias dificultades para gestionar la superpoblación de los campos de refugiados de las cinco islas egeas con mayor índice de migración, sobre todo desde los incendios del 8 y 9 de septiembre que arrasaron el campo de Moria, en Lesbos.

En Grecia hay más de 24 mil migrantes hacinados en estos recintos, la mitad de ellos, en Lesbos.

Las condiciones de vida que ofrece el campamento provisional levantado apresuradamente para alojar a los migrantes que vivían en el de Moria, están en el punto de mira de las ONGs.

"La Comisión [Europea] prometió 'el fin de los campos como Moria' pero autorizó un nuevo campamento cerrado donde las condiciones son espantosas", tuiteó el jueves el Centro de Ayuda Legal de Lesbos.

Lee más: Incendio en la isla Lesbos deja sin refugio a miles de migrantes

Lamentando las largas filas de espera para recibir la única comida que se sirve al día, la escasez de colchones y la imposibilidad de respetar las distancias de seguridad impuestas para atajar la pandemia de covid-19, las ONG también criticaron las propuestas europeas sobre el pacto de asilo.

"Hemos denunciado en varias ocasiones ante los líderes europeos el coste humano y la política ofensiva del encierro, pero nada parece llevar a un cambio radical de esta política", denunció indignado en Twitter Christos Christou, presidente internacional de Médicos Sin Fronteras, el jueves.

"¡Ya basta! No más mentiras", tuiteó el responsable, cuya organización es una de las pocas autorizadas para socorrer a los solicitantes de asilo que se quedaron en la calle por el incendio de Moria.

Unas 9 mil 400 personas viven actualmente en ese campamento temporal, según la sección griega de la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Su portavoz, Stella Nanou, destacó en declaraciones a la AFP "la necesidad de terminar con la situación precaria de miles de refugiados en las islas y de acelerar su transferencia al continente".

lsm

Temas Relacionados
Grecia campo de migrantes

Comentarios