Por Covid-19, dejó su oficio para vender equipo sanitario y servicios de desinfección

El director general de la empresa Clean GAME, explicó que a raíz de la contingencia encontró un área de oportunidad para diversificar la actividad comercial de su negocio y poder subsistir

Por Covid-19, dejó su oficio para vender equipo sanitario y servicios de desinfección
Foto: Germán Espinosa/EL UNIVERSAL
Metrópoli 08/07/2020 02:21 Dulce Pérez Actualizada 02:26

Tras la pandemia por el Covid-19, la empresa de Marciano Mendoza Ramírez dedicada principalmente al sector textil con la producción de pantalones y camisas cambió de giro para fabricar caretas, cubrebocas y ofrecer servicios de sanitización.

El director general de la empresa Clean GAME del grupo Internacional de negocios GAME, en entrevista con El Universal, explicó que a raíz de la contingencia sanitaria encontró un área de oportunidad para diversificar la actividad comercial de su negocio y poder subsistir. 

Cuando recién comenzó la pandemia en el país, relató que sus propios operarios le propusieron utilizar la tela que se había quedado inventariada en bodega para hacer diseños y pruebas de cubrebocas; así como sondeos de mercado.

De este modo, su equipo de producción incorporó la elaboración de cubrebocas lavables con doble capa y de diferentes diseños utilizando telas de poliéster con algodón, decidieron lanzarlo al mercado con un costo de 45 pesos; también, fabrican cubrebocas desechables tricapa con un costo alrededor de los 10 pesos.

“Afortunadamente, esto nos ayudó porque nos facilitó desplazar muchos rollos de tela que teníamos inventariado. Empezamos a fabricar y producir los cubrebocas en la última semana de marzo; entonces clasificamos las telas que cubrían las características y la composición de la ficha técnica que se requiere”, detalló.

La Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) informó que durante la jornada de Sana Distancia más de mil 600 negocios cambiaron de giro hacia el sector salud con lo que se generaron 16 mil empleos dedicados principalmente a la producción de insumos médicos como cofias, cubrebocas y lentes de seguridad.

En cuanto al área de limpieza, Marciano Mendoza comentó que la empresa ya lo venía trabajando desde el 2019, pero que en alianza con técnicos y operarios especializados se pudo consolidar, y así, ofrecer servicios de limpieza, fumigación, sanitización y desinfección. 

Destacó que sus principales clientes son empresas y organismos públicos, entre los que se encuentran la Secretaría de Seguridad Ciudadana o servicios penitenciarios, confió en que éste nuevo giro pueda tener mayor éxito por las medidas que pide la nueva normalidad.

“Traemos por ahí otros [clientes] que están muy interesados en los servicios de sanitización, entre ellos la Sedeco, que nos ha buscado para poderles sanitizar. Ahorita, seguramente en cuanto ya regrese todo mundo a las actividades normales, pues se nos va a venir todavía ese servicio con un crecimiento muy importante”, agregó.

Temas Relacionados
Covid-19

Comentarios