Suscríbete

"El Betito". Los rostros del líder de La Unión

Metrópoli 12/10/2018 02:43 David Fuentes Actualizada 06:58

Su nombre real es José Alberto Maldonado López y con el cambio de identidad e imagen evadió la justicia por 10 años

[email protected]

El líder de La Unión de Tepito, una de las organizaciones más violentas que operan en la Ciudad de México, cambió su rostro, físico y nombre para evadir la acción de la justicia. De acuerdo con reportes de inteligencia, al que EL UNIVERSAL tuvo acceso, el nombre real de El Betito es José Alberto Maldonado López y no Roberto Mollado Esparza, como lo presentó la Policía Federal tras su detención el pasado 8 de agosto.

Nació el 15 de agosto de 1981 en la capital del país y es hijo de José Maldonado Báez y Juana López Muñoz, según lo asentado en el acta de nacimiento número 5424, Libro-1, del Juzgado Quinto del Registro Civil de la Ciudad.


 

Durante más de 10 años El Betito engañó a las autoridades de investigación —locales y federales— para no ser identificado ni detenido; incluso, este mismo argumento es el que la defensa esgrime ante el juez que lleva el caso, para que sea liberado, pues intenta demostrar que su cliente no es Mollado Esparza y, en consecuencia, no es el criminal que la autoridad está buscando.

El primer registro que se tiene de El Betito como Roberto Mollado Esparza data de 2008, cuando fue detenido por robo a negocio con violencia y enviado al Reclusorio Norte, en cuya ficha signalética aparece con ese nombre.

Refieren que su hermana María Enriqueta Maldonado le recomendó utilizar los apellidos Mollado Esparza, que eran los de su esposo Jesús, con quien contrajo matrimonio en febrero de 1985 y falleció en 1990.

LEA TAMBIÉN De "El Señor de los Cielos a "El Betito", los narcos que se han operado
 

Los reportes del Registro Civil dan cuenta de que Jesús Mollado Esparza murió debido a “una falla orgánica múltiple, leptospirosis, linfoma hodg-kin” y sus restos se encuentran en el Panteón San Nicolás Tolentino, en la delegación Iztapalapa.

Los trabajos de las autoridades también refieren que su hermana María Magdalena Judith Maldonado López fue quien lo inició en la carrera delictiva, pues con su entonces novio José Luis Torres Montiel, El Pelón, se dedicaban al robo de vehículos y fue este último quien lo enseñó a manejar; lo dejaban llevarse los autos que hurtaban.

Incluso se cuenta con datos de que Torres Montiel fue procesado en 1995 en el Reclusorio Preventivo Varonil Norte por el delito de robo calificado, pena que compurgó en 1998.