Expresan la riqueza y la diversidad de Borgoña

Maison Joseph Drouhin pone de manifiesto el carácter y el arraigo de los productores de una de las regiones emblemáticas de Francia
Christophe Thomas, vinos Borgoña
Foto: Nadia Luna/ Vinos Joseph Drouhin
11/07/2018
13:00
Rubén Hernández
-A +A

"A diferencia de otras regiones de Francia, Borgoña es una tierra donde la imagen y el trabajo del campesino prevalece como símbolo de la identidad y el carácter de sus vinos. Zonas como Burdeos han adquirido un perfil más comercial, mucho más mediático; eso no significa que la Borgoña no entre dentro de un alto rango en cuanto al valor de la tierra y que algunas de las propiedades pertenezcan a grandes empresarios; pero en esencia es una región donde el trabajo ancestral, el arraigo familiar y ante todo la labor cotidiana del campesino, siguen siendo referente de calidad y un orgullo de las bodegas", dice Christophe Thomas, director de Exportaciones de Maison Joseph Drouhin, en su reciente visita a México.

Actualmente el poblado de Beaune es el centro de operaciones de una detallada labor vitivinícola que inició en 1880 precisamente con la llegada a este lugar de Joseph Drouhin, patriarca de una dinastía que hoy tiene a su cuarta generación a cargo de una empresa que aborda alrededor de 90 de las apelaciones más reconocidas de la región. Con una extensión de más de 70 hectáreas, Maison Joseph Drouhin es una de las propiedades más vastas de la Borgoña, con viñedos en Chablis; Côte de Nuits y Côte de Beaune; así como en Côte Chalonnaise, solo por mencionar algunos, componiéndose en su mayoría de Premier y Grand Crus con algunas de las máximas expresiones de las uvas emblemáticas de la región: Pinot Noir y Chardonnay.

vinos_joseph_drouhin_christophe_thomas.jpg

La expansión gradual de la empresa a lo largo de las décadas ha dado por resultado un impresionante mosaico de la diversidad y riqueza de la zona, con viñedos que inciden en puntos míticos del mapa borgoñés: Clos des Mouches, Montrachet Marqués de Laguiche, Musigny, Clos de Vougeot, Corton-Carlomagno, entre otros. "Nos movemos en un ámbito de declarada pluralidad, poniendo de manifiesto la sutileza que distingue a cada terroir, lo cual nos lleva a descripciones y resultados únicos. Es un trabajo exhaustivo con la consigna de llevar a su más abierta expresión, siempre poniendo de manifiesto un espíritu de autenticidad. En el caso del Beaujolois Villages, por ejemplo, una apelación regional, trabajamos la variedad Gamay en términos que permitan expresar lo mejor de sus cualidades, dando por resultado un vino muy agradable, resultado de la mezcla cuidadosa de varios terruños".

"Creo que uno de los aspectos más atractivos de los vinos de Joseph Drouhin es el carácter abierto que poseen, que podríamos equiparar con la personalidad de un individuo. Una persona puede ser seria en alguna situación, pero también puede mostrar un carácter alegre y ocurrente. Muchas veces estamos acostumbrados a apreciar vinos de una sola faceta, pero en el caso de esta bodega resalta esa dualidad que finalmente es expresión de un carácter complejo y auténtico. Es una bodega que expresa carácter, equilibrio y armonía", dice Sophie Avernin, directora de Grandes Viñedos de Francia, responsable de la importación de estos vinos a México.

vinos_joseph_drouhin_christophe_thomas_y_sophie_avernin.jpg

Avernin destaca que la relación de Maison Joseph Drouhin con México lleva ya varios años, generando siempre agradables encuentros con las cocinas mexicanas. "Creo que sin duda es algo que va de la mano con sus cualidades y la autenticidad que expresa. Hace algún tiempo, cuando todavía no estaba tan en boga el tema de la cocina callejera, realizamos un ejercicio buscando la armonización de platillos de este segmento con vinos franceses, jugando incluso con los rangos de precios. Es impresionante el éxito que algunas de las etiquetas de Joseph Drouhin tuvieron con algunos de los guisos más populares de la Ciudad de México".

Siempre en términos naturales

Historias, genealogías, nombres de pueblos que son parte de la insigne geografía borgoñesa dan forma y continuidad a crónica de la bodega. Vinos como Givry, que en su nombre hace referencia al poblado ubicado al sur de la Borgoña, a algunos kilómetros de Châlon-sur-Saône, guarda la prosapia de que el vino producido en esa zona era el favorito del rey Enrique IV de Francia. 

vinos_de_joseph_drouhin_m.jpg

"Estamos en una tierra donde la historia del vino está intrínsecamente ligada a la evolución de la cultura occidental, por lo cual la relación cronológica de la región se enlaza con momentos culminantes y grandes expresiones del arte. Son impresionantes nuestras cavas construidas en el siglo XIII, en lo que a su vez había sido parte del castrum romano del siglo IV, para los Duques de Borgoña, que a menudo iban de Dijon a Beaune para hacer justicia; pero también para estar al tanto de sus vinos", dice Thomas.

Pero a la par de su insigne tradición e historia, Joseph Drouhin es una bodega marcada por los signos de la innovación que refuerzan el protagonismo que la ha distinguido. A finales de los años 50, Robert Drouhin, entonces director de la bodega y quien se distinguió por su amplia visión en la adquisición de viñedos en Chablis que terminarían por ser decisivos en la consolidación de la empresa, fue asimismo de los pioneros en la región de la denominada "culture raisonnée", tendiente a desechar el uso de pesticidas y fertilizantes químicos en los cultivos, en lo que finalmente vendría a desembocar en el enfoque orgánico y biodinámico que hoy distingue a la bodega, resumiendo esta visión en una frase que ya es un credo de Joseph Drouhin: "brindar respuestas naturales a los problemas naturales". De igual modo, se distinguieron por ser la primera vinícola de Borgoña en contar con una mujer como enóloga principal: Laurence Jobard.

vinos_joseph_drouhin.jpg

"Podemos parecer una bodega tradicional, y sin duda hay mucho de ello, pero también hay un espíritu constante de renovación y búsqueda que se expresa ante todo en la gente que trabaja con nosotros, y que es gente de la comunidad, orgullosa de una historia común y compartida. Contamos con gente muy experimentada, con una trayectoria importante en la bodega; pero también hay muchos jóvenes de la región interesados en participar con nosotros, así que continuamente hay un reclutamiento y la formación de nuevas generaciones que van sustituyendo a la gente que se jubila. Es un encuentro de generaciones muy entusiasta y positivo, sobre todo por el orgullo que representa para la comunidad", precisa Christophe Thomas.

vinos_joseph_drouhin._borgona.jpg

También te puede interesar: 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS