Niños tarahumara no van por clases, van por comida

Estados 29/11/2015 18:18 Actualizada 18:42
Guardando favorito...

La ración es pequeña y no lleva guarniciones, pero al menos comerán sanamente, tal como ocurrió en el desayuno y por la noche la cena.

Guardando favorito...

“Aquí no hay niños desnutridos, siempre les damos buena comida, comentó Enrique Manuel Parra, director del albergue, quien también es de origen indígena y hace unos 20 años en el propio albergue cursó la primaria.

Guardando favorito...

En un recorrido realizado por EL UNIVERSAL se constató que maestros rurales de los municipios de Bocoyna y Urique coinciden al señalar que en las escuelas-albergue para niños indígenas el ausentismo es mínimo, rara vez faltan a clases.

Guardando favorito...

“Si les interesa estudiar, son muy buenos alumnos, ordenados e inteligentes, pero hablando con franqueza: vienen a la escuela por la comida, no por las clases.

Guardando favorito...

Tres comidas en un día es un “lujo” del que muy pocos alumnos de jardín, primaria o secundaria indígena podrían disfrutar si vivieran con sus padres, por eso la mayoría duerme aquí de lunes a viernes

Guardando favorito...

Incluso los que son originarios de comunidades cercanas llegan temprano todos los días para almorzar, y se regresan hasta después de comer.

Guardando favorito...

Es la Sala #1 de pediatría en la Clínica Santa Teresita, hay otra historia, pues una enfermera cuida de una pequeña indígena originaria de Pamachi a la que la piel se les desprende del cuerpo debido a la desnutrición crónica que padece

Guardando favorito...

En dos días su cuerpo perdió dos kilos de peso tras comenzar a recibir alimento por vía intravenosa, cuando una brigada médica la trajo a recibir tratamiento estaba al borde de la muerte.

Guardando favorito...

Mientras, a 50 kilómetros, en Mogotavo municipio de Urique, Luis Antonio, otro niño tarahumara vive lejos de sus padres, a cambio de una buena alimentación y estudios.

Guardando favorito...

En las tres salas para niños con que cuenta el centro de salud atendido por médicos y religiosas están internados 32 tarahumaras, todos padecen desnutrición, reveló el director general, sacerdote Miguel Quintanilla. 

Guardando favorito...

Aproximadamente el 90% de los niños indígenas que son internados sufren de algún grado de desnutrición, desde moderado a crónico.

Guardando favorito...

Los pequeños llegan por algún otro padecimiento como diarrea, o enfermedades respiratorias, pero invariablemente el diagnostico incluye la desnutrición”, informó Quintanilla.

Guardando favorito...
Guardando favorito...