Suscríbete

Alma Delia Fuentes, olvido y abandono

Espectáculos 24/05/2017 08:05 Actualizada 08:05

Por su interpretación como “Meche”, Delia fue nominada al premio Ariel en la categoría de Mejor Actuación Infantil. Julio Bracho la invita después a participar en su largometraje “Historia de un corazón” (1951), que protagonizó Rosario Granados; gracias a su trabajo como “María Elena” obtuvo el Ariel por Mejor Actuación Juvenil. Las oportunidades laborales se incrementaron: “La mujer sin lágrimas” y “La loca”, ambas con Libertad Lamarque; “A.T.M. ¡A toda máquina!”, en la que compartió créditos con Pedro Infante y Luis Aguilar son sólo algunos de sus filmes.

En los años siguientes filmó “Risas de la ciudad”, con Joaquín Cordero y Julio Alemán; “Furia en el edén”, con Ignacio López Tarso; “Escuela para solteras”, “El rata”, “La cigüeña distraída” y “Blue Demon destructor de espías”, en un periodo de mucho trabajo, pues tan solo en 1966 actuó en 11 producciones.

A los 33 años decidió dejar la actuación para dedicarse a su familia. Con su retiro su vida se convirtió en un enigma. En 2015 se volvió a saber de Alma Delia Fuentes, cuando reporteros de una revista la visitaron en su casa ubicada en el municipio mexiquense de Naucalpan y descubrieron que la actriz vivía recluida en un garaje, entre la inmundicia.