Los Casasola en las páginas de El Universal Ilustrado

Cultura 04/07/2016 18:23 Actualizada 18:23

El hermano de Agustín, Miguel Víctor, también fue fotógrafo de prensa. Por su parte, los hijos de Agustín, Gustavo e Ismael, se iniciaron en el periodismo a cortísima edad. Todos ellos formaron una dinastía.

Las anécdotas alrededor de los retratos que los fotógrafos hicieron a los líderes revolucionarios tenían algo de sensacional, por eso EL UNIVERSAL ILUSTRADO publicó en 1921 la experiencia que Fernando Sosa tuvo con Pancho Villa, y la de Víctor León con Madero.

El mismo Gustavo hizo un reportaje gráfico del “milagroso” Niño Fidencio en Espinazo, Nuevo León, en 1928.

El fotógrafo capturó la espera de los fieles, el reparto de medicinas, la entrega de ofrendas en un árbol “sagrado”, campamentos alrededor del pueblo y a varios personajes.

Tanto Gustavo como Ismael se enfrentaron a nuevas formas de comunicación y, entre ellas, al despliegue del reportaje gráfico. Su carrera periodística aún estaba en sus inicios. Al igual que la dinastía de los Casasola.