22 | NOV | 2019
GN en Michoacán. Logra cercanía, pero faltan elementos
En los primeros días de su arribo a la entidad, la Guardia Nacional realizó proximidad social y en algunos casos acompañamiento a las policías locales. Foto/CHARBELL LUCIO

Guardia Nacional en Michoacán: logra cercanía, pero faltan elementos

01/10/2019
03:09
Carlos Arrieta / Corresponsal
-A +A
Aún no han llegado los 4 mil 500 efectivos que ofreció el gobierno federal para nueve regiones

Morelia.

Desde el 1 de julio, cuando inició el despliegue de la Guardia Nacional en Michoacán, el arribo de elementos ha sido paulatino, sin que hayan llegado al total de 4 mil 500 cuerpos efectivos que alguna vez ofreció la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana federal y eso ha repercutido en la cifra de homicidios dolosos.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) de enero a agosto de este año se han presentado 969 homicidios dolosos, más del doble en comparación con los 479 casos que se registraron en el mismo periodo en 2015.

Aunado a esto, en varias de las nueve regiones de seguridad en las que fue dividido el estado, los pobladores aseguran que no hay presencia de los agentes ni patrullajes; mientras, autoridades locales reconocen que hay falta de elementos de la corporación.

El reparto

En visita a Michoacán, el pasado 28 de mayo, el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana federal, Alfonso Durazo Montaño, anunció que el gobierno mandaría 4 mil 500 elementos de la Guardia cuando entrara en operación.

El 1 de julio inició el despliegue de efectivos, pero a diferencia de otros estados, las autoridades federales no informaron la cifra exacta de elementos enviados a cada una de las nueve regiones. Dicha información se solicitó a la oficina de prensa de la Guardia, así como a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana federal, sin que hubiera respuesta positiva.

Sin embargo, en un reciente informe del gobierno federal entregado a la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) se indica que en Michoacán se tiene previsto que haya 4 mil 50 elementos de formación castrense —450 para cada una de las nueve regiones del estado— además de 529 elementos de la Policía Federal para todo el estado. Hasta ahora no han llegado a lo acordado.

De acuerdo con el documento, en la región Morelia, la más violenta del estado, el gobierno federal asegura que hay 382 efectivos, aunque algunas fuentes aseguran que sólo hay 136.
cats_25.jpg

Estos agentes en los primeros días realizaron proximidad social, labor de facto de “policía turística” y en algunos casos acompañamiento a las policías locales. Ahora, ya no se les ve en patrullajes o en acciones que refuercen la seguridad en la cabecera municipal ni en la zona rural.

En Uruapan —la segunda región más violenta de la entidad— el informe indica que actualmente hay 374 elementos desplegados, pero en la realidad no rebasan los 120 efectivos para siete municipios.

En Zamora-Jiquilpan, la tercera región con más número de crímenes, se indica que hay desplegados 375 efectivos, aunque en realidad hay 120 cuerpos de la Policía Militar. En condiciones similares —incluso con agrupamientos que no rebasan los 80 elementos— están las regiones Zitácuaro-Ciudad Hidalgo, Huetamo, Puruándiro y Pátzcuaro.

En la región de Lázaro Cárdenas, según el informe entregado a la Conago, hay un despliegue de 427 efectivos (190 de la Sedena y 237 de la Marina), pero la realidad es que sólo hay 49 elementos para nueve municipios, entre ellos Lázaro Cárdenas, Aquila, Coahuayana, Coalcomán y Arteaga, donde recientemente se han presentado enfrentamientos entre grupos armados.

Por último, en Apatzingán-Múgica —región con 12 municipios— hay desplegados 400 efectivos de la Guardia y pese a no tener un cuartel establecido aún, la corporación ha hecho labores que la Mesa de Seguridad de esa zona de Tierra Caliente ha destacado.

Imagen positiva

La Guardia Nacional le ha apostado al acercamiento con la población y en varias localidades su presencia es considerada positiva, aunque los habitantes reconocen que para combatir a la delincuencia es necesaria la coordinación de los tres niveles de gobierno.

Deyanira Eunice Castellón Rivera, coordinadora General de la Mesa de Seguridad y Justicia de Lázaro Cárdenas, aseguró que en esa región los efectivos se han conducido con respeto y cercanía a la población.

“No consideramos que vaya a ser la panacea de todos los males, ni que van resolver la situación, pero vienen a fortalecerla y así siempre lo hemos visto”, dijo.

Alertó que uno de los mayores problemas que enfrenta esa región es la inseguridad generada con los municipios de Guerrero de La Unión y Petacalco.

El empresario Daniel Morales Acosta consideró que el arribo de la Guardia podría ser el factor complementario para acabar con la inseguridad, pero señaló que el problema no es sencillo, es muy complejo y tiene muchas aristas.

“No va a haber una solución mágica, llámese Guardia Nacional o como se llame. El trabajo colaborativo es el que puede sacarnos de este gran problema”, resaltó el integrante de la Cámara Nacional de Comercio.

“Con el patrullaje de la Guardia Nacional se ve más presencia policíaca en la región; la coordinación entre ellos para atender los llamados de la ciudadanía es bueno y a la distancia creo que son buenos síntomas”, consideró.

Francisco Javier Valle Morales, integrante ciudadano de la Mesa para la Construcción de la Paz en Apatzingán, reconoció que la presencia de la corporación genera confianza entre la ciudadanía y explicó que la agrupación realiza en la región labores de proximidad, recorre las calles y los puntos que les han señalado como de mayor incidencia delictiva.

“El proceso va bien y mejorará cuando la Guardia Nacional se impregne de la idiosincrasia de la zona y de las autoridades que tienen que hacer el trabajo de inteligencia para después, en un momento dado, hablar de la captura de objetivos delincuenciales concretos ”, confió Valle Morales.

Francisco Javier Moreno, comandante del XXIX Batallón de la Guardia Nacional, que comprende tres regiones, reconoció que uno de los principales retos son los grupos armados y recordó que en esta parte del país imperan las bandas de delincuentes.

“Nosotros hacemos recorridos para inhibir la presencia de esos grupos con la mejor intención de recibir las denuncias que la sociedad puede hacer; desgraciadamente hay poblaciones alejadas del municipio que no le permiten a la población tener ese acercamiento con nosotros”, lamentó.

El mando recordó que el pasado 19 de agosto, un grupo de la corporación que circulaba sobre la Autopista Siglo 21, tuvo su primer enfrentamiento en el que salieron lesionados tres elementos.

El coronel de cargo explicó que también gracias al trabajo de proximidad social, la ciudadanía empieza a verlos con otros ojos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios