22 | MAR | 2019
Sepelio. Minerva Bello Guerrero, madre del joven desaparecido Everardo Rodríguez, fue sepultada ayer en Omeapa (JOSÉ I. HERNÁNDEZ. CUARTOSCURO)

Fallece madre de normalista desaparecido de Ayotzinapa

06/02/2018
03:26
Redacción
-A +A
Minerva Bello Guerrero, madre de Everardo Rodríguez, uno de los 43 desaparecidos, falleció la noche del domingo en la comunidad de Omeapa, Guerrero

Minerva Bello Guerrero, madre de Everardo Rodríguez, uno de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos, falleció la noche del domingo en la comunidad de Omeapa, municipio de Tixtla, Guerrero, de donde era originaria y ayer fue sepultada en la localidad.

La Tía Mine, como era conocida entre los jóvenes, participó en la mayoría de las movilizaciones que se realizaron para exigir justicia por el caso de Ayotzinapa hasta que hace dos años la salud le impidió seguir. Ella es la primera del grupo de padres que pierde la vida desde los acontecimientos del 26 de septiembre de 2014.

Su hijo Everardo Rodríguez Bello tenía 21 años cuando ocurrieron los hechos de Iguala; había estudiado en el Conalep, donde terminó como técnico en mecánica automotriz antes de ingresar a la Raúl Isidro Burgos.

Actualmente le sobreviven su esposo Francisco Rodríguez, un hijo y dos jóvenes.

En un comunicado, el comité estudiantil Ricardo Flores Magón, de la Normal de Ayotzinapa, indicó que Minerva Bello Guerrero buscó hasta el último momento a su hijo. “La desaparición forzada de Everardo le provocó un gran sufrimiento, ocasionándole problemas de salud y una enfermedad que terminó con su vida. Murió con la incertidumbre de no saber dónde está su hijo; falleció con el pesar de una madre y su último suspiro fue para nuestro compañero Everardo. Es la primera víctima del Estado, quien causó su degradación física y emocional, al negarse a presentar con vida a los 43 estudiantes desaparecidos el 26 de septiembre”, lamentó el gremio estudiantil. El Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez (Centro Prodh) señaló en Twitter: “Minerva falleció sin conocer el paradero de su hijo”.

Más de 50 normalistas tomaron ayer la caseta de cobro de Palo Blanco, donde pidieron cuota voluntaria a los automovilistas para recolectar dinero para la familia de Minerva.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios