Suscríbete

Usan comedia para lidiar con Trump

Para Pete Holmes y Judd Apatow, protagonista y director de la serie "Crashing", HBO, es frustrante lo que hace el presidente

Usan comedia para lidiar con Trump
Pete Holmes protagoniza la comedia de HBO (HBO)
Espectáculos 16/01/2019 00:17 Alejandra Musi / Enviada Actualizada 08:00
Guardando favorito...

[email protected]

Nueva York.— "Crashing" es la serie de HBO que ha tenido éxito debido a su humor negro. Pete Holmes interpreta a un comediante que, después de descubrir la infidelidad de su esposa, tiene que reinventarse a la par de sus intentos por conquistar la complicada escena de la comedia de NY.

Holmes comenta a EL UNIVERSAL que en la gran manzana “muchas cosas que se muestran en la serie —que estrena su tercera temporada este domingo— son hechos que suceden actualmente en los clubes de comedia de Nueva York.

La comedia, dice el también creador de la serie, es un medio que permite a la gente hablar de temas que en otros contextos son intocables.

“Soy un gran creyente de que lo que hace a la comedia valiosa es que nos deja reírnos de la parte más rara y oscura de nosotros mismos. Eso no quiere decir que no me sienta ofendido por ciertas bromas en algunas ocasiones, me ocurre siempre”.

Para el cómico lo importante es saber en dónde está la línea entre reírte de cosas para hacer catarsis o cuando hay mala intención y crueldad con las bromas que haces.

En ese sentido, para Pete alguien que representa muy bien la comedia cuando está hecha con mala intención y no tiene ética es Donald Trump, presidente de EU.

“Lo que nos ha pasado es que nos sentimos impotentes para detenerlo. Es como si pudiera hacer y decir cualquier cosa que quiere sin que ocurra nada, así es que quizá, como nos sentimos tan impotentes frente a él, lo que está sucediendo entre los cómicos y las personas en general es que intentamos ser más cuidadosos con lo que decimos, porque al menos ahí sí podemos hacer algo.

“En un mundo perfecto él sería el que terminaría muy mal, pero en el mundo real son los comediantes los que tienen que ser cuidadosos”.

Judd Apatow, productor de series como Girls y director de filmes como Virgen a los 40, y que está a cargo de "Crashing", señala que la comedia ha enfrentado algunos problemas, como las acusaciones de acoso y abuso sexual de algunos de sus más famosos exponentes, como Bill Cosby.

“La comedia ha sido mi salvación, es algo que ordena mi realidad, que me da trabajo y por ello quiero que sea una fuerza positiva. Si la comedia se vuelve destructiva, me molesta profundamente. Por ejemplo, cuando algo como lo de Bill Cosby ocurre me devasta porque para mí la comedia tiene que ser algo que le dé luz a las cosas oscuras y que pierde todo el sentido cuando lastima”.

Comedia que construye o que hiere. Para Apatow, la línea entre las risas que construyen y las que hieren tiene una base muy sencilla: cuando está hecha con un fondo o una intención cruel es cuando se pierde todo.

Respecto a si cree que Louis C.K. u otras personas del medio que han tenido casos de abusos podrán tener otra oportunidad de volver a trabajar Judd comenta:

“Creo que la mayoría de las personas, a menos de que seas Bill Cosby o Harvey Weinstein, deberían ser capaces de reconocer sus errores, aprender de ellos, corregirse, pagar un precio por ello y tratar de volver a ejercer su profesión, porque si piensas con cuidado, muchas personas cometen graves errores a lo largo de su vida pero ¿hay algún camino de aprendizaje? Es decir, las personas que roban un banco van a la cárcel y cuando pagan su condena se reinsertan a la sociedad, pero como en muchos casos no hay una cárcel, ¿debemos dejarlos en una especie de purgatorio por siempre? Viéndolo desde un punto de vista humano, lo que quisiera es que todas las personas sean más sanas, traten mejor a la gente, que las víctimas tengan la justicia que merezcan, que sus voces sean escuchadas y que se puedan sentir mejor porque algo que cura en este proceso es sentir que algo se ha hecho bien”.

Lo que se complica cuando las personas ganan una mala reputación, opina Apatow, es volver a tener un 100% de libertad creativa.

“Aunque se logren sobreponer, nunca serán las mismas personas ni artistas porque tienen que crear una nueva identidad. Incluso Woody Allen, después de todo lo que pasó con Soon-Yi, nunca pudo plantearse hacer una película en la que el tipo va y mata a la esposa, por ejemplo, porque la gente asume que sus películas reflejan la rara psicología de su cabeza y podría haber sido culpado por ello, etcétera”.

En Estados Unidos empieza a existir la teoría de que todo el enojo que hay en las redes sociales y en la sociedad en general viene de la impotencia que la gente siente al no poder hacer nada contra Trump, a lo que Apatow agrega:

“Sí, estamos en una cultura frustrada y la gente se emociona mucho al poder atacar en Twitter o en Internet en general. Nadie es responsable por nada de lo que diga, entonces hay mucha libertad para hacer comentarios crueles sin ninguna consecuencia. Cuando empecé en Twitter, era un lugar para divertirse, las personas que yo seguía hacían bromas y era un ambiente muy amigable pero cada vez se ha vuelto más tóxico y esas personas se han ido apagando. Aquellos a los que yo seguía y me hacían reír, como Steve Martin que decía tonterías todo el tiempo, de pronto un día desapareció y se fueron las risas y se quedó un ambiente de sobre opinión. Yo estoy intentando encontrar cómo navegar en las redes sociales con un equilibrio, pero no es fácil”.

Guardando favorito...

Comentarios

 
Recomendamos