Una urbe con aroma de cine

La Ciudad de México ha servido como locación en diversas ocasiones; directores de talla internacional y actores de renombre han venido a trabajar sin externar queja alguna

distrito-federal
Foto: Archivo/EL UNIVERSAL.
Espectáculos 04/12/2021 00:00 César Huerta Actualizada 05:00
Guardando favorito...

Al contrario de Ridley Scott, quien esta semana dijo que en los 80 se negó a filmar en la Ciudad de México porque ésta olía mal, varios realizadores internacionales, como su propio hermano Tony, han rodado en la capital nacional.

Ridley, la mente atrás de “Alien, el octavo pasajero”, reveló que hace casi 40 años desechó el proyecto “Dune” porque, además del aroma, los Estudios Churubusco tenían pisos de tierra y eso no le agradó.

EL UNIVERSAL te presenta anécdotas de algunos de los cineastas que nunca externaron molestia alguna de trabajar en el antiguo Distrito Federal.
 

 

Tony Scott

El hermano menor de Ridley filmó “Hombre en llamas”, con Denzel Washington, en 2004.

En el Parque México, de la colonia Condesa, podía estar comiendo algo de pan mientras ocupaba una de las bancas para colocar autos de juguete a manera de maqueta, para delinear los movimientos en una escena de secuestro.

También se metió a Nezahualcóyotl, cerca del Bordo de Xochiaca, usado para el desalojo de aguas negras, con el fin de retratar un zona abandonada y triste, en donde el personaje central atrapaba a un policía corrupto. A varios integrantes de la producción sorprendió que no usara tapabocas durante la jornada laboral, dado el olor existente. Decía que deseaba experimentar eso precisamente para el tono del filme.

La Plaza Garibaldi, así como un colegio cercano a Salto del Agua, donde las alcantarillas reciben desechos de una plaza comercial aledaña, tampoco le causó conflicto. Su estelar, Denzel, incluso bromeaba con él de cuando podían caminar por ese rumbo para comprar cosas.

Mel Gibson

En 2005 los Estudios Churubusco fueron la base del ganador del Oscar para preparar su “Apocalypto”, sobre la cultura maya antes de la llegada de los españoles.

Llegó a comer en un puesto cercano de tacos y le gustaron las salsas no picosas y, sin problema, aceptaba tomarse fotografías con quien se lo pedía.
 

Sus oficinas se encontraban a un lado de las instalaciones de Canal 22 y cada cierto tiempo salía a estirar las piernas por los Estudios, esos que Ridley despreció por tener tierra. Claro, en los 80 el lugar todavía tenía una extensión importante en la que se rodaban películas selváticas, como “Depredador”, con Arnold Schwarzenegger, hecha en 1987.

“Apocalypto” se filmó completamente en los alrededores de Catemaco, el municipio conocido por sus brujos, en el que a Mel le gustaba salir a comer pizza cerca del lago y la isla de los monos.

Luc Besson

El director y productor francés Luc Besson eligió la Ciudad de México y los Estudios Churubusco para casi la mitad del rodaje de “Bandidas”, el western protagonizado por Salma Hayek y Penélope Cruz.

Joachim Ronning y Espen Sandberg, quienes después realizarían “Maléfica” y “Un viaje fantástico”, ocuparon el edificio de Correos de México y los foros de los estudios.

Su principal preocupación era que la prensa no tomara aspectos que revelaran la trama, así que se mandó a tapar con mantas las rendijas de las puertas que daban acceso a los foros. Sobre los pasillos de éstos los cineastas se paseaban comiendo algún refrigerio y a unos cuantos metros comían con todo el equipo de producción.

La única vez que las actrices sintieron en riesgo su vida fue cuando, volando en una aerolínea americana hacia Durango, ésta tuvo un pequeño inconveniente que les causó un gran susto, dijo en su momento la actriz veracruzana.

Pléyade de estrellas

Forest Whitaker, Dennis Quaid, Matthew Fox y el realizador Peter Travis convirtieron a la capital en un lugar de paseo durante 2007, en el rodaje de “Justo en la mira”.

La zona sur, cerca de Cuicuilco; el Centro Histórico y el área de Oceanía, al oriente de la capital, en la que pasaba un río de aguas negras (ahora entubado), fueron sus locaciones.

Fox, que apenas se destaparía con la serie “Lost”, gustaba de comer tacos en restaurantes de Polanco y Forest se divertía con los gritos que continuamente le lanzaban cuando rodaba en las calles esta cinta de acción.

Zanahoria rayada, café y algún sándwich eran las delicias para Quaid, quien se sentaba en su silla designada y atendía las instrucciones del director, que ocupaba sus ratos libres para fotografiar los edificios de la avenida 5 de mayo, que saca directamente a la Catedral metropolitana.

Sam Mendes

Durante una semana el ganador del Oscar por “Belleza americana” y “Soldado anónimo” recorrió el primer cuadro de la capital para filmar la entrega “007: Spectre” con Daniel Craig.

El director ya estaba desde las cinco de la madrugada en la plancha del Zócalo, a un lado de Palacio Nacional, preparando las rutinas de un helicóptero y hacia las cinco de la tarde concluía rodaje en el edificio del Senado de la República.

Se metía sin problema entre las decenas de extras que representaban un desfile por el Día de Muertos, a veces con vaso de agua en mano o daba indicaciones a su asistente y extras.

Craig aprovechó en algún momento del verano mexicano meterse a un negocio de sombreros y compró uno como recuerdo y para soportar los rayos del sol.

Otros directores en CDMX

Paul Verhoeven, “El vengador del futuro” (1990)
Baz Luhrmann, “Romeo + Julieta” (1996)
Julie Taymor, “Frida” (2001)

Leer también: Playboy nombra a Cardi B como su primera directora creativa residente

Comentarios