21 | MAR | 2019
Júbilo por el triunfo de Synonyms; luto por Ganz
Bruno Ganz, quien dio vida a Hitler, falleció antes de la clausura (EFE)

Júbilo por el triunfo de Synonyms; luto por Ganz

17/02/2019
00:03
Con información de Reuters
-A +A
La película basada en las propias experiencias del realizador Nadav Lapid, ganó la Berlinale

Berlín. El filme Synonyms del director Nadav Lapid, una coproducción francesa, israelí y alemana sobre un hombre israelí que intenta ocultar sus orígenes tras mudarse a París, ganó el el Oso de Oro en la Berlinale.

En el certamen de cine, considerado junto con los de Cannes y Venecia, de los más importantes del orbe, el Oso de Plata recayó en By the Grace of God, de Francois Ozon, un drama sobre víctimas de abuso de menores en la Iglesia católica y su lucha por justicia.

La alemana Angela Schanelec se erigió como Mejor director por su trabajo en Ich war zuhause, aber (I was at home, but), que inicia con un niño de 13 años quien regresa a casa tras una semana en la cual nadie supo de él.

En las categorías de Actriz y Actor ganaron, respectivamente, Yong Mei y Wang Jingchun por Di jui tian chang (So long, my son), en donde interpretan a un matrimonio que, por tres décadas, han pasado por toda experiencia.

De luto. Bruno Ganz, el actor suizo que interpretó a Adolf Hitler en la película nominada al Oscar La caída y también al amable abuelo en Heidi, murió de cáncer en su casa de Zúrich.

Ganz participó del teatro, cine y televisión en lengua alemana durante más de 50 años y era el titular del Anillo de Iffland, el premio más importante para los actores de habla alemana.

“Uno de los actores más importantes de nuestros tiempos, su brillante trabajo permanece. Le damos nuestras condolencias a la familia y los amigos de Bruno Ganz”, dijo la ministra alemana de Relaciones Exteriores, Heiko Maas, en un tuit.

Hijo de un mecánico suizo y una mujer del norte de Italia, Ganz creció en Zúrich y decidió convertirse en actor después de que un técnico de iluminación le permitiera entrar en un teatro local.

No fue un camino fácil, ya que su familia se opuso a su elección de carrera.

“Cuando era niño, era patológicamente tímido, recordó en una entrevista.

Cuando era un adolescente, Ganz abandonó la escuela para asistir a clases nocturnas de actuación en Zúrich, donde también trabajó como vendedor de libros y se formó como paramédico.

A principios de la década de 1960, Ganz dejó Suiza para trabajar en teatro en Alemania, y desde la década de 1970 en adelante actuó en el teatro Schaubühne con sede en Berlín.

Obtuvo elogios por sus actuaciones, al tiempo que se dedicaba al cine, donde trabajó con renombrados directores alemanes como Wim Wenders, Werner Herzog y Volker Schlöndorff.

En 1987, Ganz interpretó a un ángel llamado Damiel en la película de Wenders Las alas del deseo, en el que se vuelve mortal para poder experimentar los placeres terrenales. Luego se haría un remake en EU con Nicolas Cage, titulado Un ángel enamorado.

Uno de sus papeles más famosos llegó cuando interpretó a Hitler en la película La caída de 2004, que narraba los últimos días del dictador nazi en el búnker de Berlín, uno de los primeros intentos de Alemania para caracterizar al Führer en una película.

Ganz interpretó a Hitler como un loco despiadado y delirante, pero también como una figura paterna que padecía la enfermedad de Parkinson y que se preocupaba por el bienestar de sus secretarias. Los desvaríos en el filme continúan apareciendo en muchas parodias de Internet.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios