Suscríbete

Sunka Raku explora una búsqueda personal

Hari Sama explica que este documental le tomó ocho años de trabajo

Haria Sama es egresado del Centro de Capacitación Cinematográfica (CORTESÍA HARI SAMA)
Espectáculos 20/05/2018 00:07 César Huerta Actualizada 00:07

[email protected]

Subir todos los lunes al Ajusco permitió a Hari Sama tener su mente en otra parte, luego de perder a su hija.

Pero no era sólo caminar sino ir a una cabaña para hacer la ceremonia del té, actividad que puede durar hasta cuatro horas, pues en el proceso convergen humildad, simplicidad y naturaleza.

“Fue tratando de ocupar mi mente en otra cosa”, recuerda.

Su maestro fue Roberto Behar, a quien conoció tiempo atrás en el mundo de la publicidad.

De infancia tormentosa, Behar se había buscado a sí mismo, antes de construir las casas de té.

Inspirado por esta personalidad, comenzó hace ocho años a hacer Sunka raku (Alegría evanescente), documental que estrenó este fin de semana en cines.

“Es una película biográfica que narra su historia, un personaje que tuvo una búsqueda excéntrica, divertida, profunda”, destaca Sama.

Si a través de El sueño de Lu, con Úrsula Pruneda, Sama exploró cómo una mamá sobrevive a la muerte de su hijo, en Despertar el polvo colocó a un hombre empujado a la violencia por un evento trágico.

“Me llevé varios años filmando Sunka raku, subiendo en distintas estaciones del año al Ajusco, quería que la película sirviera un poco a manera de remanso, decirle al público: date chance de ver cosas simples”, explica el cineasta.

“En todas mis películas, aunque tratados de manera distinta, los personajes ven una ventana tras el dolor, esta es igual”, externa.

Behar, el protagonista, no es alguien desconocido en el medio social. El pasado 29 de abril la Oficina del Gabinete del Gobierno de Japón lo mencionó como uno de los extranjeros que recibirá la Condecoración de la Orden del Sol Naciente, Rayos de Oro y Plata, por su labor en la difusión de la cultura nipona y el fortalecimiento de amistad entre ambas naciones.

Behar preside la asociación civil Urasenke Tankokai México avocada a la ceremonia del té.

El embajador de Japón, señala Sama, ya vio el largometraje.

“Estaba entusiasmado y se habla de que debe ser estrenada allá, no en un festival, sino en salas”.

Por ahora el egresado del Centro de Capacitación Cinematográfica está en posproducción de Esto no es Berlín, su nueva cinta.

Comentarios