Suscríbete

¡Amamos odiarlos!

He aquí algunos famosos que por cada cosa que hacen ocasionan reacciones negativas, a veces justificadas, a veces no...

¡Amamos odiarlos!
Espectáculos 13/11/2018 00:33 Gurú del Estilo Actualizada 01:36

Existen algunos famosos que son más odiados que queridos y, sin embargo, cada cosa que hacen, todos los lugares a donde van, lo que se ponen o se dejan de poner, etcétera, etcétera, siempre son noticia. La verdad es que muchas veces los odiamos de gratis, porque mientras es cierto que las Kardashian ventilan hasta el menor detalle de su vida a los cuatro vientos, la verdad es que la mayoría de los famosos no lo hacen, así que, literalmente juzgamos sin saber. No importa lo que digan o hagan, a cuántas asociaciones de beneficencia donen tiempo y/o dinero, qué tan “reales” sean, muchos los seguirán odiando y nadie sabe bien por qué...

Y en el tutorial, ¿qué comprar para este otoño/invierno?

Recuerda que Gurú puede resolver todas tus dudas sobre moda y estilo, escribe a [email protected], o haz tu consulta en Twitter a @GurudelEstilo, o en Facebook, en Gurú del Estilo con el logo del ganchito (¡danos Me gusta y Seguir!), además de encontrar muchas otras sorpresas como red carpets, colecciones de diseñadores, muchas fotos, tips y otras cositas padres.

1) Kanye West

mega265315_012_73090257.jpg
 

Kanye West es un músico talentoso, de eso no cabe duda. Que es excéntrico y MUY egocéntrico, tampoco a nadie le cabe duda. Hasta antes de que Donald Trump fuera presidente de Estados Unidos, la gente lo alucinaba por su gigantesco ego —de hecho en su álbum The life of Pablo hay un track que se llama “Amo a Kanye” #SideEye— y, segundo, por haberse casado con otra de las personalidades más criticadas del medio artístico: Kim Kardashian.

Pero, a partir de que West ha decidido ser uno de los partidarios más vocales del 45 presidente de Estados Unidos —a pesar de que una de las acusaciones más frecuentes que caen sobre Trump es acerca de su supuesto racismo—, ha perdido a muchísimos de sus fans, quienes hasta entonces le habían aguantado casi todo. Pero mucha gente acabó de odiarlo el 12 de octubre pasado, cuando Kanye tuvo una reunión con Trump en la que portaba la gorra con la leyenda : “Make America great again” (Hagamos a Estados Unidos grande otra vez), el lema del gobierno de Donald, y en la que hizo un monólogo rarísimo en el que dijo, la verdad, puras loqueras. Tales fueron las repercusiones en los medios y, sobre todo, en redes sociales, que Kanye se vio obligado a declarar públicamente que “se retira de la política”. El caso es que aunque él mismo no se ayuda, lo cierto es que parece importarle muy poco...

2) Las Kardashian

kardashians_halloween_1kardashians_hakardashians_halloween_1lloween_1_73090497.jpg
 

Una vez le preguntaron al original style guru, el maestro Tim Gunn, que por qué no quiere a las Kardashian, el elegantísimo coach del reality Project runway, respondió: “Sólo tengo una cosa que decir: ¿por qué?”; haciendo referencia al hecho de que las cinco hermanas sólo son “famosas por ser famosas”, ninguna canta, baila, actúa, ni nada por el estilo, la única que realmente tiene una profesión es la segunda, Kendall, quien se dedica —muy exitosamente, todo hay que decirlo— al modelaje. El resto: Kourtney, Kim, Khloé y Kylie ganan mucho dinero gracias a su exitosísimo reality show —van en la temporada ¡15!— en el que básicamente revelan la vida de una familia muy rica y muy disfuncional, y a los numerosos negocios que han hecho, resultado de su fama. El emporio Kardashian es de tal magnitud que Kylie, la más pequeña de las hermanas, con apenas 21 años, ha construido un verdadero imperio del maquillaje con su marca Kylie Cosmetics, y obtuvo el tercer lugar en la lista de las celebridades más ricas de la revista Forbes, este año.

Alrededor de las cinco hermanas siempre hay escándalos y chismes, pero, ¿por qué mucha gente las odia? Además de su proclividad a llamar la atención y porque a muchos les parecen poco simpáticas, no hay una real ni poderosa razón.

3) Taylor Swift

mega289374_099_73090419.jpg
 

Sabes que algo anda mal cuando dos celebridades top de la música: Taylor Swift y Katy Perry, se pelean a muerte y nadie se molesta siquiera en elegir un bando. Alucinar a Taylor Swift es tan popular que casi casi se ha convertido en un deporte olímpico, pero —dicen los que lo dicen— se lo ha ganado a pulso. Primero están sus videos “simbólicos” que ofenden de tan obvios, y su proclividad para hablar peste y media (o escribir canciones acerca de) toda persona que, por una razón u otra, la ha hecho enojar.

Por otra parte, trata a toda costa de mantener su reputación como “niña buena” y como la “novia de Estados Unidos”, a pesar de que más de una vez la han cachado diciendo mentiras (la mismísima Kim Kardashian probó que mintió acerca de no haber aprobado la letra de una canción en la que Kanye habla de ella) y de que los rumores de que su #squad o pandilla de amigas, es más truco publicitario que verdad #ReginaGeorge.

El caso es que Taylor se ha ido revelando como una chica más falsa que una moneda de seis pesos y, sin embargo, sigue vende y vende discos...

4) Anne Hathaway

mega302429_041_73090323.jpg
 

Es realmente un misterio el por qué tanta gente odia a la pobre de Anne Hathaway, la verdad es que no hay una razón. De hecho, cuando ella y James Franco condujeron la ceremonia de entrega de los Oscar y resultó un verdadero desastre, la gente prácticamente no culpó a James —a pesar de que él tampoco es muy popular que digamos— más bien le echó toda la culpa a ella. Cuando se cortó el pelo chiquitito para Los miserables (para el papel de Fantine, por el que recibió la alabanza de la crítica y un Oscar) la criticaron terriblemente, y así ha sido en casi cada rol en cine en el que ha aparecido después de El diablo viste de Prada: crítica, crítica y más crítica, pero no sólo por lo que hace sino por lo que dice. El caso es que la pobre no gana una, haga lo que haga, ¿será por noñis?

5) Lindsay Lohan

mega302456_013_73090389.jpg
 

Lindsay es prueba viviente de que estar permanentemente en el ojo del huracán no es precisamente algo bueno. Inició su carrera como una niña preciosa y adorable en Parent trap y alcanzó el pináculo de su fama con el filme de culto, icónico y adorado por millones: Mean girls, en el que era la indiscutible heroína.

Pero después, la inmadurez y la fama temprana cobraron su tributo, los escándalos sucedieron uno tras otro: drogas, alcohol, fiestas fuera de control, peleas con los paparazzi y muchos, muchísimos encontronazos con la policía. Quizá la gente odia a Lindsay porque teniéndolo todo: talento, belleza encanto, lo echó todo a perder. Hoy en día, cada aparición que la estrella hace en redes sociales es preludio de una gran cantidad de memes, ninguno a su favor.

En el último de sus escándalos, apenas el mes pasado, aparece en una story de su Instagram prácticamente persiguiendo a una familia de refugiados sirios en Moscú, insistiéndoles al punto de la terquedad más absoluta, que la acompañaran a su hotel. La familia se asustó tanto, que la mujer acabó por darle un taconazo —en vivo y a todo color— para poder escapar de ella #Nadaquéagregar...

Hola, Gurú:

¿Qué prenda consideras indispensable para esta temporada de frío?

Lore

Hola, Lore:

Yo no hablaría tanto de una prenda sino de dos tendencias: los cuadros escoceses y los sastreados femeninos con un ligero aire vintage. Quizá puedas combinar ambas y buscar un blazer cortito y acinturado en cuadros escoceses a lo Cher Horowitz en la peli Clueless.

Besos de Gurú, XOXO.

Temas Relacionados
Gurú del Estilo

Comentarios