INICIO // Especiales // El Universal 100 años // Nuestros médicos

Del bebé de probeta a la planificación

DÉCADA DE LOS SETENTA El mundo fue testigo de nuevas técnicas de fertilidad, pero también de políticas de planificación
La pequeña Louise Brown con sus felices padres, horas después del parto.
2016-05-23
ADRIANA SILVESTRE
-A +A

[email protected]

 

 Bajo el título de nace bebé de tubo de ensayo, EL UNIVERSAL dio cuenta de un hecho sin precedentes en el mundo, un bebé fecundado en una probeta e implantado posteriormente en su madre.

 En julio de 1978 nació Louise Brown, considerada la primera "bebé de probeta" del mundo. Y es que mediante un procedimiento altamente experimental de fertilización in vitro se estimularon los ovarios de una mujer para fertilizarlos con esperma del padre en un laboratorio bajo un ambiente controlado y volverlos a implantar en el útero. Los dos pioneros del tratamiento, el ginecólogo Patrick Steptoe y el Nobel de Medicina, el fisiólogo Robert Edwards, realizaron cientos de transferencias de embrión antes de lograr que Louise fuera concebida. Ambos unieron fuerzas 10 años antes yéste fue un avance científico importante. 

Actualmente, el tratamiento se aplica en parejas que sufren de una gama de problemas de fertilidad, madres solteras y parejas del mismo sexo. Los adelantos han sido cada vez mayores y ha habido millones de nacimientos en el mundo.

La primera vez que se realizó en México fue en 1988 y estuvo a cargo del doctor Alfonso Gutiérrez Nájar.

Procrear y planificar

Mientras en el mundo se hacía posible la procreación de bebés in vitro, en México, se buscaba mantener un control de la natalidad. De acuerdo con Yolanda Palma, investigadora en Políticas de Población y Planificación Familiar, “debido a las tasas de crecimiento de la población, a la disminución de la mortalidad y los altos niveles de fecundidad, se dio inicio al programa de Planificación Familiar en 1974”. 

 

En ese mismo año, el 7 de enero, se publicó en el Diario Oficial, la Ley General de Población, donde se estableció “regular los fenómenos que afectan a la población en cuanto a su volumen, estructura, dinámica y distribución en el territorio nacional, con el fin de lograr que participe justa y equitativamente de los beneficios del desarrollo económico y social”. Y en el artículo 5°, se establece que “se crea el Consejo Nacional de Población (CONAPO) que tendrá a su cargo la planeación demográfica”.

 

De acuerdo con Manuel Ordorica-Mellado, maestro en demografía del Colegio de México, 1974 fue un momento crucial de la política de población, el país “alcanzó casi los 60 millones de habitantes, que representaba 1.5% de la población del mundo”.

De 1977 al año 2000 se han formulado cinco programas consecutivos de planificación familiar a través de los principales organismos de salud: Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y la Secretaría de Salud (Ssa). En el 77, junto con el Plan Nacional de Planificación Familiar, se lanzó el Programa Nacional de Educación Sexual.

 

En la década de los 80 se establecieron los Planes Nacionales de Desarrollo (PND) y el primer Programa Nacional de Población 1984-1988. Cabe agregar que en 1984 se incluyó el tema de planificación familiar dentro de la Ley General de Salud, la que se publicó en el Diario Oficial del 7 de febrero. 

 

Con el Segundo Programa Nacional de Población 1989-1994 se puso en operación el subprograma “Educación y Comunicación en Población” para incluir planes, programas e información en los libros de texto en la Secretaría de Educación Pública. Y en el tercer Programa 1995-2000 se profundizó en las estrategias y líneas operativas. 

 

El trabajo de la CONAPO continúa, pues en los últimos cinco años, la cantidad de habitantes de la ciudad de México aumentó: 130 mil 32, por encima de las expectativas, y actualmente es de 8 millones 985 mil 339 personas, de acuerdo con la Encuesta Intercensal realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Reveló que en materia de fecundidad en mujeres de 15 a 49 años, se redujo el número de hijos al pasar de 1.7 en 2009 a 1.6 en 2014. 

 La frase

“Me doy cuenta de que este es un milagro científico... pero de cierta manera, nos ha hecho mirar hacia Dios” 
Sra. Lesley Brown
Madre de la primera bebé de probeta 

Los servicios de inteligencia del Estado espiaron parejo. Investigaron a expresidentes, reyes y guerrilleros, como a escritores, pintores, cantantes, actores...