ESPECIAL
Pese a todo pronóstico, el polémico magnate ganó la elección general y se convertirá en el 45° presidente de Estados Unidos. Su victoria causó incertidumbre mundial y un desplome de los mercados

Trump gana presidencia de EU; el peso, en caída libre

Pese a la polémica, la desventaja en las encuestas y la incredulidad del mundo, el polémico magnate republicano ganó la elección general en EU; con cada victoria estatal, las divisas a nivel mundial, incluido el peso, se desplomaban
Fotografía de Reuters
2016-11-09
Redacción
-A +A

Nadie lo vio venir, las encuestas nunca le dieron la ventaja y al inicio de la contienda fue incluso tomado como un chiste, pero el candidato republicano, polémico magnate y estrella de reality shows ganó esta noche los suficientes votos electorales para convertirse en el cuadragésimo quinto presidente de Estados Unidos.

Respecto al rubro financiero, el dólar al mayoreo establecía la noche del lunes un nuevo máximo histórico frente al peso mexicano, con una cotización inédita de 20.51 pesos. La depreciación de 2.11 unidades entre las 19:00 y 21:15 horas no tuvo precedentes.

México, constante objeto de los ataques de Trump, enfrenta ahora uno de los peores escenarios posibles, con la promesa del magnate de construir un muro en la frontera y hacer pagar a nuestro país por él, replantear o incluso eliminar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y deportar a millones de indocumentados de vuelta a sus países de orígen.

Luego de una de las contiendas más reñidas e intensas en la historia del país norteamericano, Trump se impuso en la gran mayoría de los estados, ganando además entidades clave.

Trump se adjudicó la victoria en Ohio, uno de los estados más codiciados y que tradicionalmente predice al ganador de las elecciones, y se impuso a la ex secretaria de Estado en una disputa muy estrecha en Florida, plaza que con sus 29 votos electorales es considerada vital para la victoria.

El magnate neoyorquino también se hizo con Carolina del Norte, que otorga 15 votos electorales y que fue uno de los estados más cortejados por ambos candidatos en las últimas fases de la campaña electoral, y está plantando cara a Clinton en Pensilvania.

La victoria del magnate republicano en Florida fue por poco más de un punto y cerca de 150.000 votos, lo que supuso otra decisiva victoria pese a las esperanzas de que el masivo voto anticipado y los latinos decantaran la balanza para los demócratas.

Se da la circunstancia de que el polémico empresario hotelero también ganó con cierta facilidad en Texas (52-44 %, según las proyecciones de los diferentes medios), cuando hace algunas semanas se llegó a pensar que podría romper la tradición de los últimos años y dar la victoria a la candidata demócrata.

Para sellar la victoria del magnate republicano, el partido conservador logró hacerse con la mayoría en la Cámara de Representantes, y aunque el Senado sigue abierto, los republicanos ya rozan la mayoría.

Cumpliendo con las previsiones, Clinton ganó las elecciones en los estados de la costa oeste (California, Oregón y Washington), además de Nueva York y Nueva Jersey en la costa este, mientras que Trump se hizo con feudos republicanos como Texas, Carolina del Sur e Indiana.

Wall Street, tras cerrar la jornada del martes con una clara subida, se desplomaba alrededor de las 22.30 hora local (03.30 GMT del miércoles) y los valores futuros del Dow Jones de Industriales perdían cerca de 700 puntos.

La Bolsa de Tokio, por su parte, se desplomó casi un 5 % ante el nerviosismo generado por la ventaja que Donald Trump.

A las 12.35 hora local (02.35 GMT), selectivo Nikkei cayó 852,67 puntos, un 4,91 por ciento, y se situó en los 16.328,71 enteros.

El índice de referencia de la Bolsa de Hong Kong, el Hang Seng, caía un 2,82 % en la media sesión.

Las caídas también se contagiaron a las bolsas de Shanghái, Taipei y Singapur.

ae