ESPECIAL
Pese a todo pronóstico, el polémico magnate ganó la elección general y se convertirá en el 45° presidente de Estados Unidos. Su victoria causó incertidumbre mundial y un desplome de los mercados

Karen Pence. La pintora consejera

2016-10-04
Redacción
-A +A

Washington.— Justo después de tener su primer hijo, Karen Pence decidió tomar clases de acuarela. Quería pintar edificios históricos y decidió empezar con la residencia del gobernador de su estado, de estilo inglés. Quince años después, ya con tres adolescentes (Michael, Charlotte y Audrey), entraba a vivir en esa casa como primera dama de Indiana. 

Karen Pence (Indianápolis, Indiana, 18 de noviembre de 1958) es una mujer menuda, profesora de educación infantil y una apasionada de los niños implicada en la iglesia.  Mike Pence, su esposo y candidato republicano a la vicepresidencia, dice: “Todo lo que hacemos en la vida pública lo hacemos juntos. Somos un equipo”. 

La compenetración del dueto empezó desde el día de la primera cita, cuando ella todavía era Karen Batten. Fue amor a primera vista.

La carrera política de Mike no despegó hasta el año 2000 y para entonces Karen ya hacía un tiempo que pintaba acuarelas. En su mejor año llegó a los 35 cuadros vendidos en ferias de arte local y siempre con el mismo motivo: edificios históricos. 

Dicen que lo primero que pidió Mike Pence al entrar en su despacho como gobernador de Indiana fue instalar un teléfono rojo en su escritorio, comunicación directa con su mujer. Medio en broma, el republicano la describe como el cargo más alto de todo Indiana.

“Es un activo maravilloso, magnífico para Mike, se complementan a la perfección. Toman decisiones como una familia”, añade su cuñada. La carrera política de su marido no la ha apartado de sus grandes pasiones: el arte y la infancia.

Según la versión oficial, se quitó la vida junto a su esposa, Eva Braun. Él se disparó en la cabeza y ella se envenenó con cianuro