ESPECIAL
Pese a todo pronóstico, el polémico magnate ganó la elección general y se convertirá en el 45° presidente de Estados Unidos. Su victoria causó incertidumbre mundial y un desplome de los mercados