Osorio registra su marca, ¿se prepara para 2018?

Salvador García Soto

Aunque en el discurso el secretario de Gobernación afirma que “aún no es tiempo para destapes”, en los hechos Miguel Ángel Osorio Chong ya toma previsiones frente a la sucesión presidencial ante las encuestas que lo colocan como el priísta mejor posicionado. El pasado 29 de abril, el hidalguense acudió ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) para solicitar de manera formal el registro de su nombre como una “marca nominativa” para poder usarla de manera exclusiva en “campañas publicitarias” y que nadie más pueda hacer uso de su nombre y marca.

La solicitud, que suelen hacer los políticos que iniciarán una campaña electoral y de la que tiene copia esta columna, fue presentada ante el IMPI con la firma autógrafa del titular de Gobernación y en ella se pide que se autorice el registro como marca de la denominación “Osorio Chong”, como una marca “nominativa” bajo la clase 3/5 que se utilizará preponderantemente para “Campañas Publicitarias”, según declara el solicitante.

El IMPI recibió la solicitud de Miguel Angel Osorio Chong el pasado 29 de abril a las 14: 45 horas, según consta en la copia de la solicitud oficial a la que se le otorgó el folio 1741992 y el folio 0092503, con lo que se dio inicio al trámite para el registro formal de la marca “Osorio Chong”. El solicitante se identifica con la CURP OOCM640805HHGSHG02, misma que corresponde al secretario de Gobernación, y pone como domicilio para recibir notificaciones el ubicado en la calle Miguel de Cervantes Saavedra 171, colonia Ampliación Granada, C.P. 1150. La solicitud fue presentada y pagada el mismo 29 de abril, por un total de 2 mil 851 pesos que fueron depositados en una sucursal del Banco Santander de la colonia Pedregal de la Ciudad de México, con base en la línea de captura que le otorgó el IMPI, de acuerdo a los documentos del expediente en poder de esta columna.

El registro de su nombre como marca es una práctica habitual en políticos o personajes que participarán en campañas de exposición pública, como las de tipo electoral. Registrar su “marca” los protege legalmente para que nadie más pueda utilizar su nombre en ningún tipo de publicidad y les da un carácter exclusivo al uso de una denominación que se pretenda posicionar como marca ante el público. La pregunta obligada, ante la solicitud hecha por Osorio Chong, es si ya se prepara para competir como candidato a la Presidencia por el PRI. Sólo así se entendería su anticipación para proteger el uso de su nombre como una marca exclusiva para ser utilizada en una campaña.

En la entrevista exclusiva con EL UNIVERSAL, el pasado 18 de abril, el director editorial, Francisco Santiago, le preguntó directamente a Osorio Chong: “¿Lo cierto, secretario, es que las encuestas lo colocan como el puntero de los presidenciables de su partido, no es momento ya de decir abiertamente ‘yo sí quiero’?” Y la respuesta del secretario de Gobernación fue textual: “No. No es momento. Lo digo categórica y rotundamente: no es momento. Todavía hay muchas acciones y es mucho el trabajo que tenemos por delante. Estamos pasando la mitad de la administración y hay muchas cosas y acciones que el presidente Enrique Peña Nieto nos ha encargado. El presidente nos pide cuentas cotidianamente y en eso estamos por lo menos, dejo claro, los que estamos en el gobierno comprometidos. No voy a desviar mi atención porque entonces desviaría los resultados que queremos darle a la gente. Cuando uno ocupa un cargo y desvía su atención por otro objetivo, entonces deja o incumple con su responsabilidad. Yo no voy a caer en ese juego”.

Y entonces, buscar registrar su nombre como una marca para utilizarlo en campañas ¿es mera previsión? ¿Será que secretario prevenido vale por dos?

NOTAS INDISCRETAS…Y mientras un Miguel Ángel aún juega al tapadismo en la sucesión, otro del mismo nombre se destapó sin ningún resquemor. El jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, aprovechó su presencia en Oaxaca, el sábado pasado, y al calor de la campaña aliancista declaró abiertamente: “Yo sí quiero ser presidente” y habló de una “coalición de izquierdas” para impulsar su candidatura. Dos dudas quedan tras el autodestape del gobernante capitalino: la primera, por qué no habló del PRD, el partido que lo postuló en la ciudad, sino de “coalición de izquierdas”; y la segunda, con el problema de la contaminación y las contingencias que no ceden en la Ciudad de México, ¿de veras ve tan claro el panorama Mancera?, porque millones de capitalinos nomás no lo ven tan claro… Los dados vuelven recargados y nos mandan una Escalera doble para iniciar semana.

sgarc[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios