El verdugo del Servicio Exterior

Salvador García Soto

En el momento de cambios, salidas y enroques que vive la Secretaría de Relaciones Exteriores, en preparación para una de las misiones más difíciles que haya enfrentado la diplomacia mexicana de los últimos tiempos: la relación con el agresivo gobierno de Donald Trump y las negociaciones comerciales con Estados Unidos, el “aprendiz” de canciller, Luis Videgaray Caso, busca armar un equipo en el que, además de cercanos e incondicionales, integre a viejos cuadros con experiencia diplomática que ayuden al secretario a cubrir su deficiencia: falta de experiencia y conocimiento del Servicio Exterior, reconocida por él mismo al tomar posesión.

Y uno de esos “viejos cuadros” que acompañarán a Videgaray en su primera incursión diplomática, será el embajador Carlos de Icaza, actual subsecretario de Relaciones Exteriores. De Icaza tiene no sólo el mérito de ser un integrante del Servicio Exterior de Carrera con amplia trayectoria (34 años como embajador) y ser el subsecretario con mayor antigüedad en el cargo, al que llegó en diciembre de 2012; también pesa a su favor su cercana relación con un amigo cercano del nuevo canciller: José Antonio Meade, quien lo trajo de la embajada en Francia y lo hizo subsecretario al inicio de este gobierno.

De Icaza, quien ha pasado por 6 embajadas y ocupado varios cargos en la cancillería, tiene una función muy peculiar que, a decir de integrantes del Servicio Exterior, le será útil a Videgaray en ignorancia del mundo diplomático: es el encargado del “trabajo sucio” con el especializado servicio exterior al que conoce a la perfección por ser uno de sus integrantes. Para decirlo más claramente; el embajador de Icaza es “el verdugo de los embajadores”, el que se encarga de mover, quitar, reasignar las embajadas a diplomáticos mexicanos de carrera, no siempre con las mejores formas ni el mejor trato; de hecho, según se quejan varios embajadores, “el subsecretario es poco cuidadoso de las formas y ejerce el poder de su cargo con cierto despotismo”.

Pocos saben, por ejemplo, que en su carácter de “Embajador Eminente”, título que recibió desde 2005 por trayectoria, De Icaza, igual que otros embajadores con ese grado, cobra doble sueldo: por un lado su ingreso como subsecretario, que ronda los 130 mil pesos mensuales y por el otro una cantidad similar por su pensión como “eminente”, en una práctica que, aunque es totalmente legal, contradice las políticas de “austeridad” anunciadas por el gobierno federal para este 2017 en “apoyo a la economía de los mexicanos”.

Así que en el Servicio Exterior mexicano también hay niveles y también hay “burocracia dorada” a la que pertenece De Icaza. Él será uno de los “maestros” que le enseñen al nuevo canciller mañas y vericuetos del Servicio Exterior, del que Videgaray volvió a reconocer, ante todo el cuerpo diplomático en su reciente cónclave en Los Pinos, que no sabe nada pero quiere aprender. “Ah, cómo me ha costado esa frase de que venía a aprender”, les dijo la semana pasada a embajadores y cónsules en un encuentro privado donde volvió a aceptar su ignorancia. “Pero es la verdad, yo vengo a aprender de ustedes”, repitió el canciller que, por su perfil económico, se concentrará más bien en encabezar las renegociaciones del TLC con el gabinete de Trump, y mientras aprende un poco más de diplomacia y relaciones exteriores (aprendizaje con cargo a los contribuyentes) dejará esos asuntos en manos de los que sí saben de política exterior.

 

NOTAS INDISCRETAS…La 13 Encuesta de Proceso Electoral 2018, elaborada por la Presidencia de la República, levantada entre el 6 y el 9 de enero pasados, confirma lo arrojado por otras: que en todos los careos y tanto en voto militante como en población abierta, Andrés Manuel López Obrador encabeza las preferencias electorales (30.03) con ventajas que van desde los 11 hasta los 4 puntos, según las combinaciones de otros candidatos; que en todos los “escenarios” y combinaciones Margarita Zavala (26.7) sigue siendo la panista mejor posicionada y la que más se acerca a López Obrador, aunque nunca le gana; y que el priísta mejor posicionado y que aparece con mejores porcentajes, aunque siempre en el tercer lugar en todos los careos, sigue siendo Miguel Osorio Chong. (19.93). Como partidos, el PAN encabeza las preferencias con 20.73%, seguido de un empate en el segundo lugar entre el PRI 16.77% y Morena 16.06% y el PRD en cuarto con 9.08%. Ningún priísta pasa nunca del tercer lugar y, después de Osorio, aparecen bien posicionados en algunos careos Eruviel Ávila (19%) y José Narro Robles (18.6%)…Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre está de vuelta y, tras su exoneración, más engallado que nunca. Mañana les contamos sus nuevos planes y cómo se refiere a Enrique Ochoa y su CEN priísta. De pen… no los baja…Los dados abren con Escalera. La semana promete.

 

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios