“Mano firme”, piden diputados priístas a Peña

Salvador García Soto

En la comida privada que tuvieron ayer en Los Pinos, los 208 diputados federales del PRI le pidieron al presidente Enrique Peña Nieto actuar con “mano firme” ante la problemática social y política que vive en estos momentos el país. El mandatario ofreció en respuesta que habrá “firmeza” en su gobierno y pidió a legisladores de su partido “sigan adelante con las reformas” realizadas en su gobierno y “blindarlas” legalmente para garantizar su permanencia.

Aunque diputados que asistieron a la comida efectuada en la casa presidencial señalan que no se habló en específico de ningún tema, la petición de los legisladores priístas para que haya “mano firme” en el gobierno ocurre después de que el Presidente lanzara el lunes un ultimátum a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) para que vuelvan a clases como condición para mantener el diálogo con su gobierno. Ayer mismo la Policía Federal anunció la llegada de varios aviones con un número no especificado de policías a Oaxaca, uno de los estados más afectados por el paro magisterial contra la reforma educativa.

Y mientras legisladores le pedían “firmeza” en su actuar, el Presidente también pedía a la fracción priísta que aseguraran la continuidad de sus reformas, como la energética, educativa y de telecomunicaciones, justo en momentos en que la oposición en el Congreso amenaza con presentar iniciativas de “ajustes y modificaciones” a la reforma educativa, como la anunciada por el PRD, pero también a unos días de que el dirigente de Morena, Andrés Manuel López Obrador, dijo que de llegar a la Presidencia en 2018 sometería a “consulta” las reformas peñistas.

En la comida hablaron diputados de los 12 estados donde hubo comicios el pasado 5 de junio, y el común denominador en los discursos fue la “lucha contra la corrupción” como prioridad de la bancada priísta en el próximo periodo legislativo. Los oradores hablaron de “respaldo” al Presidente, pero le pidieron, además de la “firmeza” en sus decisiones, “mayor comunicación” con su partido y remover a los delegados federales que “no han mostrado lealtad a su gobierno”.

En respuesta a los legisladores, encabezados por su coordinador, César Camacho, el Presidente pidió a los secretarios de su gabinete, presentes en la comida, reunirse y dialogar “directamente” con la fracción priísta para atender temas de la agenda parlamentaria y comenzar la remoción de delegados federales en las entidades.

Veremos si la “mano firme” que pidieron diputados priístas y ofreció Peña Nieto, no comienza a reflejarse ante la CNTE que hoy cumple tres días en paro desde que inició el ciclo escolar. Y veremos también cómo operan desde la fracción del PRI en San Lázaro el “blindaje” a las reformas, ante el embate de los opositores que amenazan con modificarlas o someterlas a consulta popular.

Por lo pronto, es un hecho que los priístas en la Cámara de Diputados han definido prioridades para el periodo que inicia la próxima semana: el combate a la corrupción, en el cual ahondarán en las denuncias contra el PAN y personajes como Margarita Zavala y su esposo Felipe Calderón, la “defensa y blindaje” de las reformas estructurales, mientras que de la iniciativa de matrimonios gay de plano no quieren saber nada. “La vamos a congelar, no queremos más pleito con la Iglesia”, dijo un legislador presente ayer en la comida con el Presidente.

NOTAS INDISCRETAS… Para hoy está anunciada la llegada a la Ciudad de México de la “Caravana de Morelos” formada por 100 organizaciones del Frente Amplio Morelense que pide la salida del gobernador Graco Ramírez. Anoche en la Secretaría de Gobernación buscaban la mediación de diputados federales de Morelos para evitar la llegada de los morelenses, justo cuando el conflicto con la CNTE está “en punto de ebullición”; pero al parecer los morelenses también llegarán a Bucareli a pedir la cabeza de Graco... En audiencia ayer en Los Pinos, el gobernador electo de Quintana Roo, Carlos Joaquín, habló del “abandono” del sur de su estado, que registra grandes rezagos sociales. Aunque no se mencionó el nombre del saliente Roberto Borge, la acusación en su contra estuvo implícita, pues mientras al frívolo gobernador le gustaba sólo despachar en Cancún, en Chetumal, al sur del estado crecían pobreza y rezagos. El presidente Peña Nieto ofreció “desplegar” los programas sociales para rescatar del abandono al sur quintanarroense… El primer golpe contra los gobernadores acusados de corrupción está en marcha. No dicen contra quién será, pero sí aseguran una cosa: “Se apellida Duarte y pronto pedirá licencia”. ¿Cuál de los dos será?... Los dados mandan Serpiente. Caída libre.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios