Nuño al 2018… pero por el GDF

Salvador García Soto

El presidente Enrique Peña Nieto sí quiere a Aurelio Nuño en las boletas de 2018, pero no por la Presidencia, sino por el gobierno del Distrito Federal.

El presidente Enrique Peña Nieto sí quiere a Aurelio Nuño en las boletas de 2018, pero no por la Presidencia, sino por el gobierno del Distrito Federal, comentan fuentes de la casa presidencial. La apuesta de enviar a su asesor más influyente y cercano, de Los Pinos a la Secretaría de Educación Pública, tiene que ver con que las mediciones del gobierno arrojan que la reforma educativa es la que mayor beneficio le ha traído al Presidente en términos de aceptación y percepción pública, por lo que Nuño llegaría no sólo a terminar de aterrizar los cambios constitucionales que dejó avanzados Emilio Chuayffet, sino también a cosechar los beneficios políticos.

Después del descalabro que significó no poder llevarlo a dirigir el CEN del PRI, la apuesta de Peña es que el movimiento de Nuño traiga beneficios a su administración y sea, además, una plataforma adecuada para que Aurelio sea candidato en 2018, pero a la jefatura del GDF.

Por eso el ex jefe de la Oficina de la Presidencia llevó a la SEP a la mayor parte de su equipo, porque desde ahí buscará catapultarse hacia el objetivo de reconquistar para el PRI y para el grupo peñista la ciudad de México en 2018, luego de la debacle perredista en los pasados comicios locales y el avance de Morena, que se convertiría en el principal enemigo para las aspiraciones de Nuño.

Antes de abandonar Los Pinos, donde ahora Francisco Guzmán tendrá que rehacer todo el equipo que se le fue a la SEP, Nuño se encargó de realizar un estudio sobre el llamado “contrainforme”, que según afirman en la Presidencia, se encargarán de realizar “grupos adversos al régimen”, al mismo tiempo que fue el responsable de armar la estrategia federal para tratar de desactivar el conflicto que, de acuerdo con informes del Cisen, preparan esos mismos grupos, junto con organismos radicales como los normalistas de Ayotzinapa, el SME y sindicalizados de la UNAM, para las festividades del 15 de septiembre.

Así que los que ya tenían apuntado a Nuño para 2018 que no lo borren de la lista, pero que sí lo cambien de boleta porque es la carta de Peña Nieto para la anhelada reconquista del DF, con la que desde hace casi dos décadas sueñan en el PRI.

NOTAS INDISCRETAS… Esta semana Manlio Fabio Beltrones presentará al equipo político y electoral que lo acompañará en el CEN del PRI. En el grupo habrá varios ratificados del equipo de César Camacho que el sonorense aceptó a petición de Los Pinos, y las caras nuevas se verían en todo caso en los equipos secundarios tanto de Manlio como de la secretaria general, Carolina Monroy. El problema es que, con los ratificados, los espacios en el CEN se redujeron y ya se habla de roces en el reparto de esas pocas posiciones entre la Presidencia y la Secretaría General. En todo caso, Beltrones lo está negociando con Monroy y de aquí al viernes o a más tardar la próxima semana, estará listo el equipo formal. ¿Quién se impondrá en la negociación, el tiburón o la sirenita?... En una tarjeta informativa enviada a esta columna, la procuradora Arely Gómez respondió a las preguntas sobre un posible conflicto de interés en el caso de Martín Díaz, prófugo de la justicia por el caso Oceanografía, y quien es su pariente en cuarto grado. “No es mi primo, es primo de mi esposo, pero eso no afecta la objetividad de mi trabajo. Cuando yo tomé el cargo hice un compromiso con el gobierno y con el país, y es lo único que norma mi actuación”, nos dijo Gómez. Informó que desde septiembre de 2014 se giró solicitud de detención de Díaz con fines de extradición al gobierno de Estados Unidos por la orden de aprehensión que le giró un juez en junio de 2014. La PGR fue notificada el 12 de agosto pasado por el ICE estadunidense de la detención del socio de Oceanografía por problemas migratorios, y para ratificar la vigencia de la orden de aprehensión y la petición de extradición. Sin embargo, un juez estadounidense fijó una fianza y permitió a Díaz seguir su proceso en libertad, aunque se encuentra vigilado, monitoreado y obligado a reportarse con el juez. “La PGR seguirá al pendiente del proceso migratorio e insistirá al gobierno de EU para que dé trámite a la solicitud de extradición formulada por el gobierno mexicano”, insistió la procuradora, quien dijo que ante cualquier duda sobre su actuación, está la Visitaduría General que supervisa que “ésta y todas las averiguaciones se cumplan sin conflictos ni favoritismos”… Giran los dados. Capicúa.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios